Comenzó el canje de deuda por territorio

COMENZO LA ENTREGA DE TERRITORIO POR DEUDA

La semana pasada el Ministro de Defensa Rossi llamó a un General de Artillería y le ordenó planificar el desmantelaminto y entrega del Batallón de Arsenales 121 Fray Luis Beltrán de San Lorenzo. El mismo tiene 8 polvorines, 4 subterráneos donde guardan la pólvora granulada que utilizan en la Fábrica Militar que está al lado.

Se aprecia que ese Batallón que tiene su asiento sobre las riberas del río Paraná pasará a manos chinas, que controlarán la hidrovía. Respecto de la hidrovía hace años toque el tema. Básicamente se trata de dinamitar el lecho del río desde Clorinda, en Formosa, hasta la desembocadura en el océano para permitir el transito de buques de alto calado. Todo en función de llevar materia prima y alimentos sin valor agregado a China y recibir productos industriales de alto valor agregado; el coloniaje del siglo XXI.

También estoy en condiciones de afirmar que los incendios de Entre Ríos responden a la necesidad china para los arrozales y la cría de cerdos.

Volviendo al General, de inmediato pidió su pase a retiro, Rossi debe darle una respuesta. No hay peores traidores que los propios dirigentes políticos. Las pérdidas de soberanía Argentina siempre fueron por razones políticas, no por las Armas. No dejen de ejercitar vuestra memoria.

NO HAY QUE HACER APORTES A LA CONFUSION

Jamás habíamos pensado llegar a este momento; no solo en el plano nacional, sino en el in-ternacional. Cuando comenzó el acuartelamiento obligatorio, por fines de marzo, dije que está-bamos ante un cambio de era, como lo fue en su momento la caída del Imperio Romano de Oriente o la Revolución Francesa. Pero este momento es peor; por la interacción entre las diversas regiones o países.

No solo por eso, sino que jamás estuvo el planeta en condiciones de auto destruirse. No es lo mismo un imperio que se sostuvo en base a la espada que otro con armas nucleares.

Pero una de las cosas mas graves que ha quedado al descubierto es la desinformación a la que hemos sido expuestos durante el desarrollo de las tecnologías de la comunicación; es decir de los últimos ciento cincuenta años.

Todo aquel que desarrolla su poder, y todo lo que viene derivado del mismo, con métodos non santos, lo primero que busca es borrar sus huellas. Y cuando los imperios dejaron de con-vertirse en regionales para ser globales mas buscaron esconder sus rastros. Y los totalitaris- mos (de hecho un imperio lo es) lo primero que hace es prohibir libros o quemarlos. Es decir, que ese conocimiento no pase a la población.

Eras de oscurantismo las hubo siempre; pero entiéndase bien, oscurantismo hacia la pobla-ción. Las cúpulas que representaban a los imperios jamás negaron el desarrollo del conoci-miento; simplemente determinaban quien podría tener acceso.

Una vez logrado el oscurantismo, la segunda etapa es la tergiversación, es decir filtrar la información que desean que se conozca. De esta forma aparecen las historias oficiales y tam-bién muchas de las revisionistas. Lo fundamental es ocultar a los verdaderos responsables.

Con la aparición de los medios audiovisuales lo que se buscó es reemplazar el conocimiento de un libro por el de una filmación. Y no es un hecho menor, ya que las filmaciones son prepara-das ex profeso mezclando material que el espectador común no discierne. Y como la imagen tiene esa aura de la verdad, ya que se la está viendo la gente no la discute.

De esta forma se han difundido imágenes de hechos aberrantes en guerras adjudicadas a un determinado ejército, cuando en realidad el uniforme era de otro. O se han difundido imágenes de una guerra en otra guerra. Todo se hizo en función de a quien se quería perjudicar y a quien se buscaba ocultar.

Con la difusión tergiversada se han creado mitos que transitan los siglos y ya nadie discute. Es parte del plan. En estos momentos donde todo se derrumba y todo se difunde por la gracia de internet lo que mas profusamente sale a la luz es la confusión. Como en la red está todo a la vista a una distancia de segundos; de cualquier tema, ve el pro y la contra simultáneamente. Para ello el régimen financia a difusores de una u otra versión. Y según estemos mas o menos cerca del mito que hemos internacionalizado tomamos la versión mas cerca a nuestro pensa-miento y esa es la verdad revelada.

Apostar a la confusión generalizada es el mayor triunfo del régimen; de esa forma quedan en la nebulosa la verdad, la razón y los verdaderos responsables.

En Argentina tenemos varios ejemplos de hechos ocultos por la historia y que al estarlo por mucho tiempo lo primero que provoca es una discusión sin los conocimientos adecuados. El mas emblemático es el conocido como La Vuelta de Obligado. Se lo circunscribe a un mero combate en el Río Paraná ocultando las verdaderas intenciones de Inglaterra y lo que se jugó en esos enfrentamientos que duraron cinco meses, no solo el 20 de noviembre. Paraguay ja-más se dio cuenta del juego; Rosas le frenó su destrucción un cuarto de siglo. A tal punto se lo tergiversó que aún hoy en esa invasión para muchos Inglaterra estuvo en un segundo plano.

Un clásico de la desinformación y ocultamiento es el bombardeo a la Plaza de Mayo que causó cerca de 400 muertos inocentes. Es el hecho mas aberrante de la historia argentina, que fue justificado por la clase media y del que Uruguay como guarida de asesinos jamás se dio por aludido. Hoy, a sesenta y cinco años, aún se lo sigue ninguneando. Un magnífico trabajo de la prensa del régimen.

Lo mas paradigmático a nivel global es El Vaticano; allí es donde la desinformación alcanzó el nivel mas alto. Durante casi dos milenios el planeta ha observado guerras, el ascenso y caída de imperios. La creación, por medio del hombre, de instituciones que cayeron como castillos de naipes uno tras otro. Cada Papa, en su momento, recibió a cuanto monarca, jefe de estado, emperador se creía dueño del mundo. Tiempo mas tarde cada uno de ellos mordía el polvo de la derrota, pero el Papa seguía allí.

Tras esos muros están escondidos los mayores secretos de la humanidad y la documenta-ción que no se encuentra en ningún lado. Durante cada guerra todo lo que había que esconder se hizo allí. Sostener hoy que El Vaticano es solo un refugio de pedófilos y que Francisco una marioneta del régimen es no tener la menor idea de como se mueve el mundo.

Voy a hacer una comparación absurda de la Argentina para ver si se comprende mejor. Carlos Juarez fue quien creo el feudo de Santiago del Estero; falleció en 2010; sin embargo el juarismo gobernó la provincia durante los gobiernos militares y las intervenciones federales; y lo sigue haciendo, hoy con Zamora.

No estamos hablando de un hombre o de un grupo de ellos, sino de una estructura perfecta-mente armada y sostenida a través de la historia. A ver si lo entendemos, no es una institución del poder global; es una de las patas del mismo. Hoy, el progresismo trata de destruir la Iglesia Católica, pero sus líderes no dejan de sacarse fotos con el Papa.

La trayectoria de El Vaticano es independiente si alguno sus Papas, además de pertenecer a esa estructura eran hombres sabios y probos. Mas adelante, en este programa verán la coherencia de uno de esos santos a los que no le tembló el pulso y estuvo a la altura de su momento histórico.

Debemos que tener en cuenta que debieron confraternizar con los tiranos mas déspotas a quienes nos les importaba nada. Y se debe reconocer que los muros de las iglesias y los conventos jamás rechazaron al perseguido. Millones de personas se fueron de este mundo y el último respiro lo dieron ante un integrante de la Iglesia Católica. Que sus sacerdotes fueron perseguidos y aún hoy lo son. Imposible obviar el martirio que sufrieron en la Unión Soviética; y esto hay que decirlo, traicionados por el obispo Montini, luego el Papa Pablo VI.

Por eso hablar de forma tan ligera y con la tapa de dos diarios querer juzgar dos mil años de actuación, equivocados o no, es un despropósito.

Hoy está todo a la vista; son parte del Nuevo Orden Mundial y se blanquea la situación con un jesuita en el trono. Descendiente de esos jesuitas que en 1776 crearon los Illuminatti, que luego promovieron la Revolución Francesa.

Para terminar les digo, que en los momentos aciagos que se vienen a nivel global y nacional no se deben hacer mas aportes a la confusión. Si no tenemos las cosas en claro y bien deter-minado el enemigo; este nos pasa por arriba.

Si hablamos de confusión, un oyente dejó un mensaje en el programa subido a lbry afirman-do que esa plataforma fue creada para sintetizar y ubicar a los verdaderos disidentes al sis-tema. El régimen sabe perfectamente quienes somos los disidentes; estamos todos marcados. Y lo que no entienden es que quienes nos plantamos frente al régimen somos conscientes de los riesgos que corremos; tenemos los mismos correos, los mismos perfiles en las redes sociales, los mismos teléfonos de whatsapp.

Les cuento algo que vengo notando hace cierto tiempo. Me piden algo en el foro, les res-pondo que lo hagan por correo; solo el 20% lo hace. Y la mitad que se comunica por mail, inmediatamente lo cambia. Con tanto miedo es difícil que nos comprendan a los que estamos en la primera línea de combate.

EL ENCUENTRO QUE NUNCA SE DIFUNDIO

San Pío X y Theodore Herzl, padre del sionismo, se entrevistaron el 24 de enero de 1904. Dicho encuentro fue informado por el mismo Theodore Herzl en su diario el día siguiente, es decir el 25 de enero de 1904. Textual del diario:

Me llevaron a la casa del Papa, pasando por varios salones pequeños. Me recibió de pie y me tendió la mano, que no besé.

Presente brevemente mi negocio. Él respondió en un tono severo y categórico: No podemos apoyar este movimiento (sionista). No podremos evitar que los judíos vayan a Jerusalén, pero no podemos apoyar eso. Aunque no siempre ha sido santa, la tierra de Jerusalén ha sido santi-ficada por la vida de Jesucristo. Como jefe de la Iglesia, no puedo decirte nada más. Los judíos no reconocieron a nuestro Señor, por lo que no podemos reconocer al pueblo judío.

Y aquí, pensé, estaba el viejo conflicto entre Roma y Jerusalén; él representa Roma, yo Jerusalén.

¿Pero qué dices, Santo Padre, de la situación actual? Pregunté.

Sé que es desagradable ver a los turcos en posesión de nuestros lugares sagrados, respon-dió. Nos vemos obligados a soportarlo. Pero apoyar a los judíos para conseguir los Lugares Santos, es algo que no podemos hacer.

Hice hincapié en que nuestra motivación era la angustia de los judíos, y que teníamos la intención de dejar de lado las cuestiones religiosas.

Sí, dijo; pero nosotros, y especialmente yo como cabeza de la Iglesia, no podemos. Pueden surgir dos casos. O los judíos permanecen fieles a su creencia y continúan esperando al Me-sías, que para nosotros ya ha venido. En este caso, niegan la divinidad de Jesús, y no podemos hacer nada por ellos. O van allí sin ninguna religión, y en este caso podemos apoyarlos aún menos. La religión judía ha sido la base de la nuestra, pero ha sido reemplazada por la doctrina de Cristo y, por lo tanto, ya no podemos reconocer su existencia. Los judíos, que deberían haber sido los primeros en reconocer a Jesucristo, no lo han hecho hasta el día de hoy.

Dije: El terror y la persecución pueden no haber sido la mejor manera de iluminar a los judíos.

Él respondió esta vez con simpleza desarmadora: Nuestro Señor llegó sin tener ningún poder. Él era pobre. El vino en paz. No persiguió a nadie, fue perseguido. Incluso los apóstoles lo abandonaron. Solo entonces creció. Fue solo después de tres siglos que se estableció la Iglesia. Por lo tanto, los judíos tuvieron tiempo de reconocer la divinidad de Jesucristo sin ninguna presión externa. Pero no lo hicieron, todavía no lo hacen en este momento.

Pero, Santo Padre, dije, la situación de los judíos es espantosa. No sé si Su Santidad se da cuenta del alcance total de este drama. Necesitamos un país para los perseguidos.

¿Pero debe ser Jerusalén? preguntó.

No pedimos Jerusalén, dije, sino Palestina, solo el país secular.

Repitió: No podemos apoyar eso.

¿Sabes, Santo Padre, la situación de los judíos?, pregunté.

Sí, la conocía en Mantua, respondió. Hay judíos allí. Siempre he tenido buenas relaciones con los judíos. Hace poco, una tarde, tuve la visita de dos judíos. Es cierto que hay relaciones que se encuentran fuera de la religión: relaciones de cortesía y caridad. Tampoco rechazamos a los judíos. Además, rezamos por ellos, para que sus mentes se aclaren. Precisamente en este día, celebramos la fiesta de un incrédulo que en el camino a Damasco se convirtió milagro-samente a la verdadera creencia (San Pablo). Entonces, si vas a Palestina y pones a tu gente allí, prepararemos iglesias y sacerdotes para bautizarlos a todos.

Theodore Herzl – Diario 1895-1904. El fundador del sionismo habla.

TRAIDORES DENTRO DE LA FE – ACI Prensa

En una reciente entrevista, el actor católico Jim Caviezel, que interpretó a Jesús en La Pasión de Cristo, señaló la necesidad de volver a abrir los templos y lamentó que haya sacer-dotes que se rindan frente a los ataques contra las iglesias. El actor indicó a Fox News Nightly que actualmente hay una fuerte cultura de la cancelación, frente a la cual es necesaria una resistencia católica, para que el cristianismo no quede anulado.

Caviezel señaló que muchos de nuestros pastores, nuestros obispos y sacerdotes se están rindiendo y dejan que las iglesias sean quemadas. Están dejando que las iglesias sean quema-das. Y ¿cómo lo sabemos?, pues está en las noticias, las estatuas están siendo derribadas, y ellos no dicen nada.

El actor indicó que, como en la película de Mel Gibson, Corazón Valiente, los verdaderos villanos son las personas que colaboran con el enemigo, y por esta actitud es que la Iglesia se encuentra en la situación actual. No podemos entrar en nuestras iglesias porque nos podemos contaminar, entonces ¿Por qué podemos usar los aviones?. Caviezel indicó que es necesario abrir las iglesias para la salud de las personas, y lamentó que haya traidores dentro de la fe.

Ahí es donde comienzan las persecuciones. Tenemos personas dentro de nuestra iglesia que no son capaces de enfrentarse a los gobernadores y los alcaldes, señaló. El actor indicó que hay actualmente entre los fieles, personas que actúan como Judas, Poncio Pilatos o fariseos y lamentó que no puedas ver la diferencia entre un sacerdote, un obispo y un político.

Evidentemente ha llegado la hora del regreso de los bárbaros.

VIDEO LA HORA DE LOS BARBAROS

LOS MOMENTOS FINALES

Circula un posteo de Marcelo Trovato que dice lo siguiente: La caída del gobierno se acelera para diciembre. Será un mes muy complicado. Alberto se va por cuestiones de salud. Será un calco del 2001 o peor. Caen también varios gobernadores incluido Kicillof. Viene un gobierno de transición elegido por la justicia. Llamarán nuevamente a elecciones en octubre de 2021. El 2021 muy complicado también.

Donald Trump pide la extradición a Cristina por causas relacionadas con Cuba y Venezuela. Se la llevan de los pelos. Máximo muy complicado también. Por esta causa hay enfrentamientos entre sectores K, sindicatos, peronismo. Varios jefes caen presos, incluso los Moyano. La justicia de EEUU pide que la justicia argentina se ponga las pilas y así se aceleran muchas causas de corrupción. Muchos gobernadores presos porque salen a la luz muchas cosas.

El nuevo gobierno que vendrá será gente joven. Ellos sacan el país adelante. Actualmente se están organizando. Muchos no pertenecen a la política actual. Harán profundas reformas en educación, justicia, seguridad, salud, trabajo, etc. El 2023 será un país totalmente distinto al de ahora. Se calculan 30 años de crecimiento continuo. Argentina pasa a ser uno de los países más importante del mundo. El peronismo nunca más accede al poder.

Vamos a desgranar un poco esto. Si observamos como se deteriora el gobierno día a día cualquier escenario es posible. El escándalo con la cuenta de los muertos por COVID. Y aquí hay que aclarar como los medios sepultaron el tema en un día. Mas claro que siguen la agenda global, imposible, con el COVID no se meten.

Ahora bien, estos dos hechos, el dólar y el conteo de los muertos marcan una tendencia hacia lo irreversible; no hay forma de salir de allí.

En cuanto a lo de Trump, vamos a agregar información. Cristina Fenández está siendo investigada por el FBI, y también por el Mossad; que según el agente Uzi Shaya le entrego pruebas al fiscal Nisman de delitos cometidos por ella y su hijo e Irán, Esa investigación todavía esta activa; también hay investigaciones para saber si financio o financia a Hezbollah, si financio el programa nuclear de Irán, si intercambio tecnología con Irán, si recibió pagos de Irán. Y acá hay que dejar bien claro que la estrategia de Israel y Estados Unidos camina por un sendero de conveniencia. No importa si los hechos son veraces o no. Si Cristina se entrecruzó con sus intereses quedó varada en medio; alguien debió decírselo.

También quieren saber cual es su relación con las FARC desde 2006 a hoy, quienes la lla-man comandante en muchos comunicados. También hay investigaciones por lavado de dinero; Panamá, Fifagate y otras varias investigaciones federales.

Es cuestión de tiempo, pero esas investigaciones tendrán los mismos resultados que las investigaciones contra Nicolás Maduro. El FBI tarde o temprano probara cada uno de los delitos que investiga, por mas que la prensa se burle de esas investigaciones, sus periodistas también son personas de interés.

Pero, no es solo ella la investigada, también su hijo Máximo, y varias personas mas de su entorno. Muchos preguntan, que pasara en caso de que prueben los delitos que dicen, la van a ir a buscar? como va a hacer usa para traer a la justicia a CFK siendo ella vicepresidente en funciones, o sea, tiene inmunidad diplomática.

Y es aquí, al observar la segunda parte de lo dicho por Trovato acerca del nuevo gobierno y la convocatoria a elecciones donde comienzo a tener dudas.

Un escenario como el mencionado por Trovato se desborda seguro. Para mucha gente del gobierno es la última oportunidad de llevar a la Argentina a ser la Unión Soviética. Si piensan que ese proceso se puede cortar tan fácil han equivocado el análisis. Ese plan lo explique yo cuando asumió Alberto; es el plan de los liberales para 2023; se les anticipó por la plandemia.

Y aquí hay que notar movimientos extraños; como una ruptura en el sector liberal que se opone al kirchnerismo. Digo esto porque ante las manifestaciones de Trovato, varios salieron a despegarse diciendo que no hay problemas con los depósitos en dólares y hacen hincapié en la defensa de la democracia. Digamos que ante situaciones como esta, la corporación política cerraba filas con quien gobernase; pero lo cerraba totalmente. Y aquí es donde se observa la grieta; está apareciendo un sector que quiere romper con la dirigencia política actual, pero sosteniendo el actual modelo político y el liberal en lo económico.

Esa es la mano del régimen global que siempre le dio resultado; gatopardismo al palo, que todo cambie para que nadie cambie. O en el lenguaje del siglo XXI, disidencia controlada.

No hay salida, por mas que muchos acepten perder mucho mas que lo que han perdido este año; es inevitable el colapso. El miedo se lo van a tener que guardar en el bolsillo, la realidad nos pasa por arriba. Reitero, no hay salida, salvo que la misma sea aceptar la esclavitud.

SOBRE EL MÉRITO Y EL ÉXITO –Denes Martos

A la sombra del mérito se ve crecer la envidia. Leandro Fernández de Moratín

Dicho sea de paso, el éxito es una cosa bastante fea. Su falso parecido con el mérito engaña a los hombres de tal modo que para la multitud, el triunfo tiene casi el mismo rostro que la superioridad. Víctor Hugo

Sobresalir es incomodar; las medianías se creen insuperables y no se resignan a celebrar el mérito de quien las desengaña. Admirar a otros es un suplicio para los que en vano desean ser admirados. Toda personalidad eminente mortifica la vanidad de sus contemporáneos y los inclina a la venganza. José Ingenieros

Me hago responsable por lo que digo; no por lo que usted entiende. La República Argentina debe ser el único país del mundo que tiene una ex presidente sometida a una generosa canti-dad de procesos judiciales quien, gracias a los votos democráticos del sistema imperante, consiguió ocupar la vicepresidencia desde dónde puede remover justamente a los jueces que la están investigando.

La República Argentina también es el país en donde esta misma ex-presidente designó como candidato a presidente a una persona que hasta pocas semanas antes de su designación la había criticado y desaprobado en todos los términos y sentidos imaginables. Una persona que, después de transitar por media docena de diferentes partidos y agrupaciones políticas, termi-nó aterrizando en un partido peronista que ya ni siquiera festeja el 17 de Octubre porque, si le preguntaran qué es la lealtad, no sabría qué contestar.

Este mismo presidente, que tendría que recurrir al diccionario para explicar qué es la hon-radez y la honestidad, hace apenas unos días nos ha confesado que no cree en el mérito. Aun-que por el contexto de lo que dijo es bastante evidente que no solo no cree, sino que ni siquiera tiene en claro el significado del término.

Quitemos de la cita la verborrea demagógica sobre lo de la igualdad de oportunidades que nadie discute. Porque nadie con dos dedos de frente y tan solo un miligramo de sentido común discutirá que una efectiva igualdad de oportunidades iniciales es la única forma de lograr una justicia social plena; sobre todo en un país de las condiciones económicas, sociales y biopo-líticas de la Argentina. Lo que el señor presidente delegado no menciona, probablemente por-que jamás se le ocurrió, es que igualdad de oportunidades no significa igualdad de resultados.

Si al más inteligente de los pobres le damos las mismas posibilidades que al más tonto de los ricos de ningún modo podemos garantizar que ese más inteligente de los pobres llegue al final al mismo nivel de capacitación y desempeño que el más tonto de los ricos. Para empezar, así como está planteado el problema ni siquiera sabemos qué tan inteligente es el más inteligente de los pobres y tampoco sabemos que tan tonto es el más tonto de los ricos. Por lo tanto, entre todas las combinaciones posibles en teoría, hasta puede resultar que incluso en el sistema actual el más inteligente de los pobres lo humille al más tonto de los ricos en cualquier examen universitario o en cualquier tarea industrial. Y no me digan que eso es imposible porque lo he visto suceder muchas veces en mi vida.

La desigualdad de oportunidades por cuestiones de desigualdad económica es una injus-ticia que debemos superar, sin duda. Pero una igualdad de oportunidades no garantizará ja-más una igualdad de resultados al final del proceso de educación y capacitación simplemente porque no puede garantizarla. La dedicación, la voluntad de aprender, el tesón, la disciplina y el esfuerzo no se miden ni en términos de Cocientes de Inteligencia ni en dólares; mucho me-nos en devaluados pesos argentinos. La inteligencia y un buen nivel económico podrán facilitar el éxito, pero de ninguna manera lo garantizan.

Y llegamos al mérito.

Justamente, lo que puede llegar a producir, no una igualdad sino hasta una enorme diferen-cia final, es el mérito. Pongamos el ejemplo al revés: supongamos una competencia entre el más inteligente de los ricos y el más tonto de los pobres (de nuevo, sin especificar qué tan inteligente y qué tan tonto es cada uno en términos absolutos). Imaginemos que el rico inteligente es un vago ni-ni que le escapa a los libros como si mordieran; que vive en un mundo de sexo, drogas y rock and roll; que no se preocupa por nada que no sea pasarla bien y dis-frutar de la vida porque total papá tiene plata y de alguna manera ya me va a hacer zafar. Bien. Ahora imaginemos al tonto pobre que de pronto está harto de ser pobre y de vivir en la miseria, que aprieta los dientes y estudia en cada minuto libre que tiene; que se las arregla para conseguir libros de segunda mano; que llama la atención de sus profesores y maestros por su terca dedicación al estudio, su constante esfuerzo, sus preguntas y su desempeño; que se anota en cuanta beca se le presenta y se prepara para los exámenes como quien se prepara para una carrera de Fórmula 1 y logra razonablemente buenos resultados. ¿Por quién de los dos apostarían ustedes? Incluso en este sistema injusto y con toda la desigualdad de oportunidades mencionada por el presidente-delegado de la vicepresidente multiprocesada.

Yo apostaría sin pensarlo dos veces por el tonto pobre. Si me apuran un poco, hasta tomaría apuestas por dos a uno a que el tonto pobre tendrá más éxito en llegar a ser una persona valio-sa para la comunidad que el rico inteligente. ¿Y por qué? Fácil: porque le adjudicaría más mérito al tonto pobre que al inteligente rico.

De modo que la cosa no es como dice el presidente. Es justo al revés. Es justamente el mérito lo que nos hace evolucionar o crecer. Y es porque esencialmente y desde el punto de vista ético el mérito reconoce el esfuerzo concreto comprobable y no al éxito eventual impre-decible. En otras palabras: el mérito no está en el éxito sino en el esfuerzo invertido. El éxito a veces (solo a veces y no siempre) puede ser una cuestión de suerte; el esfuerzo es una cuestión de voluntad y disciplina; lo que lo hace comprobable, verificable.

El otorgarle mérito al éxito proviene del exitismo anglosajón (típicamente el norteamericano) que, a su vez, viene de la teoría de la predestinación formulada por la herejía protestante de Calvino que, en lo personal, considero que es lo más horrible y monstruoso que ha producido el protestantismo. Según dicha teoría, antes de que nacieras, Dios ya dispuso si irás al cielo o al infierno; si serás uno de los Elegidos o uno de los Condenados. No importa lo que hagas en la vida; no importan tus obras ni tu comportamiento. Hagas lo que hagas, si Dios dispuso que seas un Elegido, lo serás aunque vivas cometiendo los siete pecados capitales todos los días. Y si dios te creó Condenado, irás al infierno aunque seas la Madre Teresa de Calcuta.

Por supuesto que en semejante situación al calvinista lo tortura durante toda su vida una horrible pregunta: ¿Seré un Elegido o un Condenado? Con lo que una de las preocupaciones más obsesivas del calvinista es espiar su propia existencia buscando señales que le den una pista sobre la respuesta. Y en esto el calvinista puritano cree que existe una señal bastante segura; es la del éxito. El razonamiento es: Si tengo éxito, casi seguro que soy un Elegido por-que Dios, al ser infinitamente justo, es difícil que le permita el éxito a un Condenado. De allí la idolatría del éxito por parte de los protestantes calvinistas. Además ¿por qué los calvinistas no se dedican frenéticamente a todos los vicios si, total, todo está predestinado? Pues porque el vicio y el crimen pueden ser una marca de los Condenados y el serlo es un estigma social. Por lo que, no puedo evitar ser un Condenado si Dios así lo dispuso, pero puedo hacer que no se note portándome bien y destacándome en todo lo que pueda y, mientras los demás no se den cuenta, por más que me espere el infierno después de la muerte, aquí en vida la voy a pasar lo mejor posible con el reconocimiento pleno de mis semejantes. ¿Hará falta mencionar que es de aquí de donde proviene la típica hipocresía puritana?

Más allá de que el mérito no está en el éxito, lo que más se reconoce valorando al mérito es la diferencia lograda entre el punto de partida y el punto de llegada. El tonto pobre que consi-gue recibirse de técnico mecánico ha recorrido, gracias a su esfuerzo, una distancia mucho mayor que la recorrida por el inteligente rico para recibirse de abogado. Por eso es que ese pobre tiene más mérito que el rico. Aparte de que, encima, todavía puede suceder que el pobre llegue a ser un buen técnico mecánico mientras que el rico quizás apenas si conseguirá ser un abogado mediocre. En la Argentina conocimos varios de ésos y, no es por nada, pero seguimos teniendo unos cuantos y unas cuantas. Hasta tuvimos un ingeniero mediocre, aunque, está bien, reconozcamos que tampoco fue lo que se dice un tipo inteligente.

CAMPOS DE CONCENTRACION CHINOS – Cate Cadell

China está apartando de sus tierras a un número cada vez mayor de trabajadores rurales tibetanos para llevarlos a centros de formación de tipo militar recientemente construidos, donde se convierten en trabajadores industriales, a semejanza de un programa desarrollado en la región occidental de Xinjiang que grupos de defensa de los derechos humanos califican de trabajos forzados. Beijing ha establecido cuotas para la transferencia masiva de trabaja-dores rurales a otros lugares del Tíbet y a otras partes de China.

El sitio web del gobierno regional del Tíbet del mes pasado informó de que más de medio millón de personas fueron formadas como parte del proyecto en los primeros siete meses de 2020, alrededor del 15% de la población de la región. De este total, casi 50.000 han sido trans-feridos a puestos de trabajo dentro del Tíbet y varios miles han sido enviados a otras partes de China. Muchos terminan en trabajos poco remunerados, incluyendo la fabricación de textiles, la construcción y la agricultura.

Este es ahora, en mi opinión, el ataque más fuerte, claro y directo contra los medios de vida tradicionales tibetanos que hemos visto casi desde la Revolución Cultural de entre 1966 y 1976, dijo Adrian Zenz, investigador independiente del Tíbet y Xinjiang. Es un cambio forzoso desde un estilo de vida basado en el nomadismo y la agricultura hacia el trabajo asalariado.

Un informe de las Naciones Unidas ha estimado que alrededor de un millón de personas en Xinjiang, en su mayoría de la etnia uigur, fueron detenidas en campos y sometidas a programas de reeducación ideológica. China negó en un primer momento la existencia de los campos de reeducación, pero posteriormente ha dicho que son centros vocacionales y de educación, y que todas las personas se han graduado.

Reuters no pudo determinar las condiciones de los trabajadores tibetanos trasladados. A los periodistas extranjeros no se les permite entrar en la región, y a los demás ciudadanos extran-jeros sólo se les permite hacer viajes aprobados por el Gobierno.

EL PERONISMO HA MUERTO – Ariel Corbat

Por la misma razón que luego de lluvias y días nublados se agradece cualquier rayo de sol, después de años, décadas, de mentiras y engaños resulta sano decir las cosas como son: el peronismo ha muerto.

Tratar en detalle las causas de esa muerte requeriría una autopsia mucho más concurrida que la del ahogado Santiago Maldonado, por lo que en la brevedad que impone una columna periodística me limitaré a señalar las dos principales: el llamado pragmatismo para la obtén-ción del poder, que hizo de la identidad peronista la nada misma, y el entrismo castrista tan cuidadosamente planificado como disciplinadamente ejecutado que, kirchnerismo mediante, convirtió al Partido Justicialista en fachada comunista.

Quien no entienda que el peronismo ha muerto cometerá groseros errores al analizar la realidad política, errores funcionales al proyecto totalitario de corrupción estructural del go-bierno títere de Alberto Fernández. Aquí hay dos fuerzas que, conformando una misma casta política, abarcan casi 90% del electorado: el totalitarismo castrista del kirchnerismo y la progresía seudo republicana de los cambiemitas.

Tan muerto está el peronismo que quienes se dicen antiperonistas confunden hacer sombra con boxear. Y esa ilusión bizarra, mientras tiran puñetazos al aire, es uno de los más desga-rradores logros de la batalla cultural que la izquierda viene ganando por paliza. Muerto el peronismo, se siguen agitando sus profanados despojos y se invoca su nombre porque proyec-tarlo (fantasmagóricamente) alcanza para esterilizar o desviar cualquier atisbo de verdadera reacción republicana.

Con la cultura subvertida, al punto en el que casi todos los actores sobre el escenario hablan con el vocabulario que aprueba el diccionario de la corrección política escrito por izquierdis-tas, las palabras terminan siendo etiquetas equivocadas, distracciones que invisibilizan lo esencial. Así, cuando el gobierno toma medidas de neto corte comunista, quienes hacen las veces de oposición vociferan quejándose del fascismo de los peronistas, porque durante años los han ido convenciendo que los comunistas ya no existen y que tener reflejos macartistas es antidemocrático; cosa, repiten, de fascistas. Y nada aterra más a un progre que ser llamado fascista.

Cualquiera que sufriendo la lectura de este artículo se compense con el placer de leer la Constitución de la Nación Argentina y las dos más conocidas novelas de George Orwell, Rebelión en la granja y 1984, percibirá la alarmante dificultad para deslindar ficción y realidad argentina en una y en otras. Por caso, la ficción introducida en la mala reforma de 1994, con el Artículo 86 del texto constitucional prometiendo a la ciudadanía el resguardo del Defensor del Pueblo de la Nación (órgano constitucional que se mantiene inutilizado por acefalía desde hace más de diez años), tiene menos peso en la realidad que el proceso de desmemoria colectiva dispuesto por los cerdos o los esfuerzos gubernamentales para reducir el lenguaje a la obe-diencia instintiva.

La promoción de la estupidez como política de Estado, sostenida por el pleno de la casta política, hace más descriptivo de la Argentina a Orwell que a José Benjamín Gorostiaga y demás constituyentes. De allí que el daño institucional del país se profundice día a día, trayendo como consecuencia peor calidad de vida, un horizonte de miseria y -por supuesto- una brutal inseguridad.

Es menester recordar, para entender el contexto en el que estamos, que el 21 de abril una mujer invocó la Constitución Nacional en la calle y un policía le espetó: ¿Qué Constitución? ¡Estamos en una pandemia, Señora!

Todavía hay quienes no entienden lo nefasto de esa frase. El inconstitucional estado de sitio de facto, montado por el gobierno con la excusa de la pandemia, está sacando lo peor de mu-cha gente y de diversas maneras que reflejan la ausencia de marcos institucionales bajo el predominio de la desprolijidad y la confusión. Por supuesto hay problemas de larga data, y muchas frustraciones en torno a ellos, pero dado el modo en que la casta política acordó usar la pandemia (que en rigor de verdad es el menor de nuestros problemas), hay quienes la viven como su oportunidad de ejercer un poder arbitrario, porque la ignorancia y la cobardía son los brazos con que la fuerza de la barbarie se abraza a la tiranía.

Así se vive, sin poder deslindar del todo realidad de ficción, mientras los ministros de segu-ridad nacional y bonaerense Sabina Frederic y Sergio Berni rinden tributo a Pimpinela. Y en lugar de ponerse fin a esa desprolijidad pública, se le ocurre a Sergio Massa resolver la interna entre funcionarios del oficialismo engendrando una Agencia Metropolitana de Seguridad para el AMBA, es decir: agregar una agencia preservando los funcionarios políticos que impiden la más elemental cooperación interagencial. Darle al Estado un diseño que responde a las necesi-dades de facción antes que a una funcionalidad específica. Otra vez la estupidez como política de Estado. No siendo capaces de cumplir roles institucionales con un mínimo de prolijidad buscan encubrir sus desaciertos con nuevos engendros institucionales. Un mamarracho tras otro.

Así como hay que asumir la muerte del peronismo, se debe comprender que el comunismo se afianza en la confusión. La confusión lleva a no entender las funciones institucionales y al olvido de la República, entonces casi al mismo tiempo se observan situaciones donde algunos policías se exceden y otros defeccionan, porque los márgenes no son rígidos ni claros para nadie y todos están hartos. Todos. Todo el tiempo.

No importa cuánto show protagonice SúperBerni, ni cuanta nada haga Frederic (además de contar los días que lleva desaparecido Facundo Astudillo Castro, mientras busca con más entusiasmo reinventar algo de la opereta Maldonado para que la Gendarmería Nacional se humille ante el relato). Son personajes anecdóticos.

El punto es que el kirchnerismo no puede generar otra cosa que inseguridad, porque al aborrecer el estilo de vida propiciado por la Constitución Nacional se identifica con terroristas y delincuentes. Son comunistas, y hay que decirlo.

TODOS SON FACHOS

Veía un video sobre la posibilidad de un golpe militar a Trump. Recordé inmediatamente a Perón. El estado profundo, el globalismo, los financistas. Siempre lo mismo. Siempre el antifas-cismo, como estigma y excusa semántica contra todo lo que es patriótico, en especial contra el pueblo trabajador. Todos son fascistas, menos los tiranos: Obama, Soros, Bill Gates, los bancos y las grandes multinacionales.

Patriotas contra globalistas: esa es la opción verdadera. La geopolítica de los pueblos de Perón está vigente. La antigua falsa dialéctica entre izquierdas y derechas, ya no le hace falta al poder global: ahora van por el gobierno mundial, con sus virus, su manipulación mental y su represión, algo que hace mucho sabíamos que iba a venir.

Los gramscianos finalmente entraron en la cabeza de todos, y cuando todos fueron hacia la izquierda, la izquierda y la derecha pasaron a ser lo mismo: progresismo dictatorial disolvente. Lo que llamábamos Tercera Posición ya no es Tercera, porque no hay más otras dos: Ahora hay sólo una, como ha sido siempre en realidad. Lo dicho: Patriotas contra globalistas: Pueblos contra dictadura global de esclavismo y control.

Pero nos hemos quedado sin pueblo: el régimen ha convertido a la mayoría de las personas en mutantes sin destino, en una masa amorfa sin consciencia, sin comunidad orgánica organi-zada para resistir el embate del globalismo.

Pueblo es la masa políticamente organizada. Se valora la voluntad política como factor fun-damental de unidad. Y eso equivale a voluntad de supervivencia. Las diferencias hacia adentro de esa voluntad, son respetadas dentro de un dispositivo estratégico que tiene los mismos enemigos y que constituye la nación.

Ya nada es como antes. La mayoría de las cosas de las que se habla no tienen importancia. No hay dirigentes a la altura, no hay pueblo porque se ha convertido en una masa sin voluntad. Lo peor es que ya no hay tiempo, ni se comprenden las circunstancias ni existe la voluntad. Esto ya no es especular, ahora se trata de sobrevivir o no sobrevivir. Sin embargo pocos parecen entenderlo el contexto actual.

LOS HOMBRES QUEREMOS AMAMANTAR – Silvio Pizarro

En medio de la cuarentena y de la alarmante crisis económica por que está atravesando el país, nos encontramos con la inédita información de que por primera vez en la historia uno de cada seis de los 8,5 billones de pesos del presupuesto nacional 2021 estará permeado por la aplicación de la perspectiva de género.

La perspectiva de género abarca 55 políticas específicas provenientes de 22 organismos que funcionan en 14 ministerios. La suma de esas políticas llega a los $ 1,3 billones, lo cual representa el 15,2% del presupuesto total y un 3,4% del PBI.

La suma de las partidas asignadas por la perspectiva de género cuadruplica el gasto en Defensa y Seguridad, es 10 veces superior al presupuesto asignado al Poder Judicial y 20 veces mayor al ministerio de Relaciones Exteriores.

Uno de los aspectos más llamativos es la inclusión, dentro del programa Argentina Hace, del ministerio de Obras Públicas, de la perspectiva de género para incorporar contrataciones con paridad de género en el sector de la construcción, que está súper masculinizado, para que las mujeres tengan mayor inserción.

Economía precisó al respecto que el sector emplea apenas 0,4% de mujeres y que la mascu-linización no se reduce a las tareas físicamente más demandantes (aunque señalaron que una mujer puede no sólo poner ladrillos o revocar una pared) sino incluso actuar en las tareas de arquitectura e ingeniería.

LA EDUCACIÓN DIGITAL ES PARA LOS POBRES Y LOS ESTÚPIDOS – The New York Times

Hace unos años grabé una nota donde referenciaba que en Francia, los colegios buscados por las clases dirigentes eran aquellos donde no se aplicaba la tecnología. Vean lo que dice el diario norteamericano.

La digitalización actual va dirigida a la masa social más baja; clase media y pobres. O cómo la elite empieza a huir del mundo digital. El artículo describe que la clase alta de los Estados Unidos no sólo rechaza todos los servicios de la economía digital sino también los teléfonos inteligentes, las compras en línea, las redes sociales y más. Las escuelas que utilizan disposi-tivos electrónicos también son evitadas por la elite formada por las familias más poderosas en Estados Unidos.

Quieren que sus hijos jueguen como ellos con otros niños y las escuelas de primer nivel sin ningún tipo de tecnología están floreciendo por todo el país. La interacción humana real, la vida sin teléfonos durante el día se ha convertido en un símbolo de estatus social diferencial en Estados Unidos. Cuantos más monitores aparecen en la vida de los pobres, más desaparecen en la vida de los más privilegiados. Cuanto más ricos son, más gastan para desaparecer del mundo digital. Los más ricos no sólo huyen del mundo digital sino que gastan dinero en todo lo que promueva el contacto humano. El hombre es cada vez más importante. Las personas verdaderamente importantes no tienen la necesidad de estar conectadas todo el tiempo.

Lo que valoran las elites es el trato humano de calidad en un consultorio, hospital, escuela o en cualquier otro sitio; este es el poder real y la riqueza, no un teléfono móvil de última genera-ción. El rechazo de cualquier virtualidad en la educación es la única manera de formar herede-ros inteligentes y capaces de enfrentar el futuro.

Un estudio sobre desarrollo cerebral por varios institutos federales de salud sobre 11.000 niños mostraron que aquellos que pasan más de dos horas al día frente a una pantalla de algún dispositivo obtuvieron calificaciones más bajas en el colegio de otros que habían leído al menos un libro. El estudio asegura que los cerebros de ambos tipos de estudiantes son dife-rentes. La exposición regular a las pantallas adelgaza la corteza cerebral.

Los más altos directivos de las empresas tecnológicas de Palo Alto, California, se niegan a criar a sus hijos dentro del mundo digital. La escuela primaria Waldorf de Silicon Valley, la más popular la zona, promete volver a lo básico rediseñando los programas a partir de la educación clásica y eliminar todo rastro de tecnología digital.

La elite evita que sus hijos accedan a la tecnología y todos saben en la empresa que com-prando los productos de la empresa la gente se vuelve cada vez más estúpida. Por esto man-tienen a sus hijos alejados de las innovaciones tecnológicas, van ellos mismos a las tiendas a comprar, rechazan las compras online, ir a los médicos y no usar la asistencia remota, ir a restaurantes y no pedir comida a domicilio por Internet.

Mientras tanto las tecnológicas presionan a los gobiernos para que las escuelas de pobres y clase media tiren a la basura los libros y las llenen de dispositivos tecnológicos; ahora existen aulas con niños en silencio frente a una pantalla.

El artículo muestra a personas talentosas viviendo en condiciones espartanas en 2039. Son los niños que tienen hoy entre 5 y 10 años. Son ellos los pobres educados con dispositivos úni-camente quienes se convertirán en la fuerza laboral del futuro digitalizado, serán los esclavos de aquellos que hoy son educados en escuelas clásicas, tradicionales que valoran los lazos humanos y reciben tratamientos en hospitales con médicos atentos y amables. Son los es-clavos de la post-post modernidad que se conformarán con refugio, alimento básico y vesti-menta igual para todos. En lugar de cadenas y grilletes, tendrán un número de identificación y en lugar de contar con policías para seguridad, un asesor virtual de inteligencia artificial.

SIN IDENTIDAD Y LUCHA YA NO HAY NADA QUE NOS PUEDA SOSTENER. Juan Vitali

Mientras nos están pisando la cabeza, la gente se pelea entre sí. Argentina siempre fue un país lleno de contradicciones. Tuvo su gran momento, pero prevalecieron las contradic-ciones. Eso se llama falta de identidad. Es todos contra todos.

Cada nación tiene su origen. ¿Cuál sería nuestro origen? seguramente nunca nos pondremos de acuerdo en eso. Interminables discusiones sobre el tema. Están los que toman como prioridad una cosa y los que piensan que es otra.

Yo tengo mi opinión al respecto, pero eso genera odios. No es una opinión políticamente correcta. Hay que arreglar con la mentira para no quedarse solo, para no tirarse a todo el mundo encima. Es lo que hacen casi todos. Aunque nunca se sabe si es por especular o por mera ignorancia.

Argentina fue un gran país europeo en el exilio. Cuando dejó de ser eso ya no fue nada más. No hablamos de razas puras, hablamos de identidad. Se perdió el eje fundacional, la base más sólida de la identidad.

Ahora es todos contra todos, peleándose en una madeja espantosa y degradada de faná-ticos y dogmas con olor a naftalina que no conducen, más que a una mayor disolución en la nada absoluta.

Sin reconocer la base misma de esa identidad, que nos colocó una vez en un lugar digno y fuerte del mundo, todo seguirá cuesta abajo. Podrán querer imponernos identidades artifi-ciales, del mismo modo como se quieren mantener fronteras artificiales. Pero se ve bien que eso no funciona. Es que las identidades se forjan durante milenios.

Ahora, una masa amorfa bendecida por confesionales con olor a cirio corrompido y por ideologías tenebrosas, impone sus caprichos apoyada por una casta de impresentables y ladrones al servicio de la dictadura globalista.

Argentina no fue eso, pero lo que fue ya no existe. Algunos lo sabemos y lo sentimos, pero no podemos o no queremos recobrar nuestra antigua identidad. Somos parias sobre lo que hicieron nuestros abuelos y bisabuelos, que está siendo ahora mismo devastado y robado por lo peor de lo peor a nivel local y global.

Nosotros los descendientes de aquella gente tan valiosa y sacrificada, hemos dejado de luchar porque no se puede luchar sin saber quién uno es.

Al menos aquellos ancianos murieron antes de vernos esclavos de las bandas locales e internacionales, y a los suyos trabajando para los chinos y demás globalistas de rodillas, mientras nos hundimos definitivamente en el olvido, encerrados y esperando la vacuna del

laboratorio o el delincuente que nos mate. Nadie se pone de pie si no sabe quién es real-mente ni cuál mes su verdadera identidad.

CARTA A UN MAESTRO

A pocos le importa que los niños perdieron un año de escuela. Quiero compartir una hermo-sa carta, dirigida de un padre al maestro de su hijo, el primer día de clases.

Mi pequeño hijo inicia hoy la escuela; para él, todo será extraño y nuevo, y deseo que sea tratado con delicadeza. Es una aventura que podría llevarlo a atravesar continentes, una aventura que probablemente incluirá guerras, tragedia y dolor. Para vivir esta vida, necesitará fe, amor y coraje. Entonces, querido maestro, le pido de tomarlo por la mano y enseñarle las cosas que deberá conocer. Le trasmita las enseñanzas, pero con dulzura.

Enséñele, que por cada enemigo hay un amigo. Deberá saber que no todos los hombres son justos. No todos los hombres son sinceros. Le haga también comprender que por cada farsante, hay un héroe. Por cada político deshonesto hay un jefe lleno de dedicación. Le enseñe, si puede, que 10 centésimos ganados trabajando, valen mucho mas que 1 dólar regalado.

En la escuela, querido maestro, es mucho mejor ser bochado que engañar. Le enseñe a perder con elegancia y cuando vence a gozar la victoria. Le enseñe a ser educado con las personas educadas y duro con las personas duras. Le haga entender que los prepotentes, son los mas fáciles de vencer. Lo conduzca lejos de la envidia y le enseñe el secreto de la de risa pacifica. Le enseñe en el posible, a reír cuando esta triste y a comprender que no hay vergüenza en el llanto. Y que puede haber grandeza en el fracaso y desesperación en la victoria. Le enseñe a no tener en cuenta a los cínicos.

Le enseñe que los libros son maravillosos y le conceda el tiempo para reflexionar sobre el eterno misterio de los pájaros en el cielo, de las abejas en el sol y de las flores sobre las verdes colinas y como se construye un barrilete.

Le enseñe a tener fe en sus ideas, aunque todos le dicen que se equivoca. Trate, le ruego, de infundir en mi hijo, la fuerza de no seguir la masa cuando todos los otros lo hacen. Lo guie a escuchar a todos, pero a filtrar todo con el sentido de la verdad y tomar solo lo bueno que resulta. Le enseñe a vender talento y cerebro al mejor oferente, pero no meterse jamás el cartel del precio sobre el corazón y sobre el alma. Le haga saber el coraje de ser impaciente y la paciencia de ser corajudo. Le enseñe siempre a tener fe suprema en el genero humano y en Dios.

Se que es una tarea difícil, maestro, pero vea que cosa puede hacer. Es un niño, tan gra-cioso, y es mi hijo. (Abraham Lincoln en 1830. Al maestro de su hijo)

CONCLUSIONES

Muy desgastante es escuchar a estos farsantes, en especial a los Bielsa, que muchos los tienen como próceres impolutos. De Rafael hace años comenté su pasado de topo en el gobierno militar. Ahora quiero hablar de su hermana María Eugenia. Declaró 240.000 por su participación en diez inmuebles. Es decir u$s 1.832, lo que cuesta un metro cuadrado en el centro de Rosario.

Además, 50% de dos inmuebles heredados de sus padres en Pueblo Esther, en las cercanías de Rosario. Declarados como lotes y tienen construido vivienda con pileta. Uno declarado en $ 2.805 y el otro $ 11.093. La vivienda mas cara que declaró es un estudio que pertenecía a su esposo. La misma está declarada en $ 67.910. La casa donde vive en Rosario la tiene desde 1983, 120m2 está declarada en $ 22.440.

La señora que se encarga de defenestrar a todo el mundo, entre propias y participaciones tiene diez propiedades y no paga Bienes Personales. Escuchándola hablar no se puede esperar otra cosa.

VIDEO EUGENIA BIELSA

Ahora quiero vean un símbolo de estos tiempos

VIDEO OFICINA ANTI CORRUPCION

Hace tiempo vengo diciendo que si bien aún tengo alguna esperanza; cada vez es menor. Cuando se ha transitado toda la vida en libertad cuesta comprender este momento. Hemos cre-cido y vivido en un país que, independientemente lo gobernasen peronistas, radicales, libe-rales o militares jamás se nos prohibió transitar libremente, ya sea en un auto particular, micro, tren o avión. Nadie se atrevió siquiera hacernos la mínima pregunta; es mas, cuando éramos jóvenes los pasajes en tren o micro eran al portador; solo figuraba en ellos la ubicación dentro de la unidad. Nunca se nos ha prohibido reunirnos, ir a un espectáculo deportivo, cine, teatro, etc, etc, etc.

Ver con la liviandad que las nuevas generaciones entregan esa libertad desmoraliza. A tal punto desmoraliza que jóvenes de nuestras familias a quienes hemos llevado de viaje o a dis-frutar de algún espectáculo; es decir, conocen parte de esa vida; hoy están asumiendo como natural la pérdida de la libertad. Hoy no se puede visitar un familiar o un amigo que viva tras la General Paz o el Riachuelo. Tienen idea lo que estoy diciendo?

Por momentos me entra la duda si realmente desconocen el futuro que les espera o no les interesa. En el momento mas alto de la historia del acceso a la información aparecen las gene-raciones menos informadas; una triste paradoja que habla muy mal de ellos mismos.

Hemos llegado hasta acá con este régimen democrático y todavía la mayoría lo defiende. Hagan un mínimo razonamiento; ubiquen punto de partida diciembre 1983 y cada cual de acuerdo a cuando nació, comenzó su vida laboral o profesional. Comparen como están hoy y pregúntense que están defendiendo. O todavía tienen internalizada la muletilla que si no es democracia son tres militares repartiendo palos? A mi como ser humano evolutivo me daría vergüenza pensar así.

Piensen en cuando comenzó la democracia, como estaban las otras ciencias, física, indus-trias, medicina, comunicaciones, etc, etc. Todas ellas evolucionaron, menos el sistema de gobierno. Reitero, me da vergüenza solo plantearlo.

 

 

2 respuestas

  1. siempre pensé que esto es un guerra de todos contra todos.
    este sistema premia a los obedientes
    a los cobardes y a los serviles.
    me siento minoría absoluta
    en un mundo cada vez mas deshumanizado
    horrible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *