El show de la vacuna

LA NUEVA NORMALIDAD – Gabriel Molina

Hace tiempo lo veníamos advirtiendo, no sólo por sus efectos adversos, llámese enfer-medades de todo tipo, incluyendo la misma muerte por medio de un Paro Cardiorespiratorio y Falla multiorgánica; sino también, sobre el implante del mirochip subcutáneo incluida en las vacunas, el cual es una membrana flexible y microscópica, controlados por las antenas 5G que responden a los Satélites Starlink y que serán potenciados por la tecnología reciente del Satélite 6G que el régimen comunista chino lanzó en órbita y que supera hasta en cien veces la velocidad del 5G, llamado el primer satélite 6G del mundo para el control de la humanidad dentro del contexto de la Nueva Normalidad (NOM).

EL SHOW DE LA VACUNA

VIDEO EL SHOW DE LA VACUNA

COMUNICADO DE MEDICOS POR LA VERDAD ARGENTINA

Abogados por la verdad, ha interpuesto una denuncia federal por la muerte de un ser humano tras recibir la vacuna genocida en la Argentina.

El objetivo primordial de esta denuncia federal es preservar la vida de los habitantes de la República Argentina, frente a este genocidio planificado que se está ejecutando a través de las vacunas.

Es fundamental que todo aquel que tenga conocimiento o haya sido afectado directa o indirectamente por el veneno genocida, se contacte con u. d. abogados por la verdad.

Esto lo frenamos entre todos, difunde. Argentina despierta.

Médicos por la Verdad Argentina.

VIDEO MEDICA PERUANA

LAS VACUNAS COMO SISTEMA OPERATIVO – Paranormal.lt

Las inyecciones experimentales que están implementando Moderna y Pfizer no se pare-cen en nada a las vacunas tradicionales. Estas plataformas de ARNm son un sistema opera-tivo diseñado para programar a los seres humanos y convertir sus células en sistemas eficientes de administración de fármacos.

Moderna ahora se está haciendo pública con las verdaderas intenciones detrás de la pla-taforma de ARNm. La plataforma de tecnología de ARNm es similar a un sistema operativo de computadora, admite la compañía. Los científicos preparan una secuencia de ARNm úni-ca que codifica una proteína específica. Una vez inyectado en humanos, este programa se lleva a cabo en el cuerpo del individuo, a nivel celular. La plataforma de ARNm es donde Big Pharma se fusiona con Big Tech, esclavizando a los seres humanos a un sistema de control diceñado para sacar provecho de sus funciones celulares y biológicas en un futuro impre-visible. Moderna admite que los sistemas inmunológicos saludables son una amenaza para su plataforma de ARNm.

A medida que las plataformas de ARNm se activan en poblaciones humanas, Moderna admite que las respuestas inmunitarias humanas sanas pueden destruir las secuencias de ARNm antes de que entren en las células de la persona.

Durante la llamada pandemia, los funcionarios de salud pública guardaron silencio sobre las acciones que la gente debería tomar para montar una respuesta inmune saludable a la infección. Ahora sabemos por qué estos funcionarios de salud pública le decían a las perso-nas que debían esperar a que la vacuna volviera a la normalidad. Las personas que están detrás de la experimentación con ARNm de humanos están construyendo una justificación psicológica y un precedente científico para declarar incapaces a los sistemas inmunoló-gicos humanos. De esta manera, las personas someterán sus cuerpos a los últimos pro-gramas de ARNm a medida que se vuelvan dependientes del software biológico que se ha creado para ellos. Esta es una puerta abierta hacia el transhumanismo, y millones de personas están comprándola.

Al avergonzar al sistema inmunológico humano, las compañías farmacéuticas también han encontrado la coartada perfecta para cuando sus experimentos causan lesiones en hu-manos. No es la tecnología inyectada la que está causando reacciones alérgicas, convul-siones, infertilidad y muerte, afirman las compañías farmacéuticas. Es el sistema inmuno-lógico del individuo humano el que está causando todo el dolor y la miseria, exigen. Las compañías farmacéuticas exigirán que se necesiten programas e intervenciones de ARNm más cuidadosamente elaborados para perfeccionar a los seres humanos.

Las nuevas vacunas de ARNm son programas de dependencia, diseñados para manipular y esclavizar funciones biológicas humanas. Moderna se jacta de que varios cientos de científicos e ingenieros se centran únicamente en el avance de la tecnología de plataforma de Moderna. Estos científicos están intentando piratear a los humanos con información biológica y hacer que las poblaciones dependan de la tecnología. Moderna incluso ha deno-minado a su plataforma de ARNm el Software de la vida.

Estos científicos están buscando formas de ayudar al ARNm extraño a evitar la detección inmunológica. También están experimentando formas de engañar a los ribosomas de la cé-lula para que procesen el ARNm como si fuera natural. También están trazando formas de instruir a las células humanas para que produzcan proteínas artificiales a largo plazo. Moderna se fundó con el éxito de utilizar ARN modificado para reprogramar la función de una célula madre humana y, por tanto, modificarla genéticamente.

A medida que estos sistemas operativos de ARN se instalan en los cuerpos humanos, se vuelve aún más claro que las compañías farmacéuticas buscan modificar genéticamente y poseer proteínas humanas mientras controlan los procesos biológicos para las genera-ciones venideras. Tanto a nivel psicológico como fisiológico, los seres humanos están siendo etiquetados como ganado cuando se someten a estos programas de software de ARNm. Este sistema no es una medicina ni una vacuna. Este sistema es una manipulación celular completa, utilizando moléculas biológicas extrañas para codificar, decodificar, regu-lar, cambiar la expresión y alterar las instrucciones fisiológicas dentro de los seres huma-nos.

EL TEATRO DE ELECCIONES ES UNA TAPADERA PARA LA AGENDA GLOBAL DE EXTERMINIO

El arma biológica del coronavirus, los cierres forzosos y las peligrosas vacunas covid-19 se han implementado con el mismo propósito: llevar a cabo un genocidio global masivo contra la humanidad como parte de una orden de despoblación de emergencia.

El drama electoral es simplemente parte de la distracción teatral de la agenda globalista mucho más grande que apunta a todas las masas, independientemente de la política, la raza o el género, para su destrucción terminal.

Moderna describe la plataforma de la vacuna de ARNm como un sistema operativo que se instala en su cuerpo, sobre el cual se implementa y actualiza un software en forma de ARNm para producir aplicaciones que son proteínas. Todo esto se describe en el propio sitio web de Moderna.

El objetivo de instalar este sistema operativo en su cuerpo, por supuesto, es que las cor-poraciones vinculadas a la globalización puedan ejercer control remoto sobre su fisiología mientras reclaman la propiedad intelectual sobre las células de su cuerpo.

En esencia, a todos los que toman la vacuna de ARNm se les marca como ganado y se les obliga a replicar hebras de ARNm patentadas a nivel celular, lo que implica un robo de pro-piedad intelectual , lo que permite a las corporaciones de vacunas reclamar la propiedad de todo su cuerpo.

La situación electoral se ha convertido en un caos, y la comisión de investigación de emergencia de 10 días ahora parece ser otra táctica de demora para calmar a los patriotas y partidarios de Trump hasta el 20 de enero, cuando Biden prestará juramento en silencio (a menos que Trump y los patriotas lo detengan primero).

Con el informe Reclamando una superpotencia ahora publicado por un equipo de inves-tigaciones de guerra cibernética, está claro que literalmente todas las instituciones de go-bierno (tribunales, SCOTUS, gobernadores, congresos, fuerzas del orden, etc.) son completamente corruptas y absolutamente incapaces de examinar honestamente la abru-madora evidencia de fraude electoral que sigue surgiendo día a día.

No existe una solución para un gobierno corrupto que pueda provenir del mismo gobierno corrupto. Cada vez más parece que la única solución real a todo esto será un levantamiento de patriotas que acaben con todo el sistema corrupto, probablemente por la fuerza.

USO DE BEBES RECIEN NACIDOS

VIDEO BEBES

CAMPOS FEMA – Helen Buyniski – Kontrainfo

La legislatura de Nueva York está sopesando un proyecto de ley que permitiría a las auto-ridades detener a cualquier persona sospechosa de portar o estar expuesta a una enfer-medad contagiosa y retenerla indefinidamente, incluso medicarla por la fuerza.

Según la nueva ley, los neoyorquinos podrían ser sacados de sus hogares y encerrados por la mera sospecha de haber estado expuestos al nuevo coronavirus, sin que se necesiten pruebas positivas ni síntomas. Una vez encarcelados en una de las instalaciones cons-truidas especialmente por el estado, las personas pueden verse obligadas a someterse a un tratamiento prescrito que incluye medicamentos y vacunas, e incluso entonces, la libertad no estaría garantizada.

El proyecto de ley de pesadilla de la Asamblea, A416, podría encerrar a las personas hasta durante 60 días, sin recurrir a una audiencia. Y aunque el prisionero tiene derecho a un abogado, las autoridades sanitarias de Nueva York tendrán la última palabra para decidir cuándo, y si, ya no son contagiosos. Suponiendo que alguna vez lo estuvieran en primer lugar, claro.

LE ECHAMOS LOS PERROS

Esto que voy a leer de Italia, ya acontece en Inglaterra. La escuela en Tirol del Sur se reanudará el 7 de enero con la novedad de enseñar en presencia de escuelas secundarias hasta en un 75%. Muchas instituciones se mantendrán al 50% pero deberán respetar la disposición de no romper clases. Están previstas pruebas antigénicas dirigidas a profesores y alumnos, análisis de saliva y la gran novedad: la presencia de perros anti-Covid en las entradas de algunos institutos. La confianza en el experimento es grande, incluso si no faltaron opiniones contradictorias (según algunos expertos, el adiestramiento de los perros habría sido demasiado rápido). En cualquier caso, el gobierno provincial está dispuesto a proponerlo en las escuelas.

LA PRUEBA DEL COVID

VIDEO LA PRUEBA DEL COVID

VUELVE EL SHOW VERSIÓN 2021 – Israel national news

Esto si que ya supera la ficción, me canse de ver vídeos de hospitales vacíos; parece que volvemos a comenzar el show con el nuevo virus mutante.

Una enfermera de Los Ángeles dice que los hospitales al borde del colapso, la tasa de nuevos pacientes supera la tasa a la que se administran las vacunas. Según los testimonios del personal médico de primera línea, el sistema de atención médica de EE. UU. Está teniendo dificultades para lidiar con el COVID-19. La situación es particularmente difícil en California, donde ya se habla de la crisis actual en términos de un desastre natural y los hospitales están colapsando bajo la presión.

Hasta ahora se han vacunado cinco millones de estadounidenses, pero los nuevos casos están apareciendo mucho más rápido de lo que se pueden distribuir las vacunas. Las multitudes y los viajes navideños solo han exacerbado la última ola. Esto ha supuesto una enorme carga para los hospitales hasta el punto de que los hospitales de California se están quedando sin camas.

La mayor parte de la carga de trabajo recae en los equipos de ambulancias, algunos de los cuales han recibido instrucciones de no transportar pacientes en una condición dema-siado grave para no sobrecargar aún más al personal médico. Un médico de California comentó: Le estamos diciendo a la gente que no llame a los servicios de emergencia a menos que no haya otra opción.

Los pacientes que llegan a los hospitales se ven obligados a esperar en ambulancias durante horas, lo que crea atascos en el sistema del hospital y mantiene a los médicos demasiado ocupados para hacer frente a otras situaciones. Channel 12 News citó a Gaina Choclave, una enfermera de uno de los hospitales de Los Ángeles, comentando: Los pacientes mueren como moscas. Estamos a plena capacidad, sin recursos ni personal de sobra. Todas las solicitudes de asistencia han quedado sin respuesta.

PROGRAMA DE INGENIERIA SOCIAL

El programa de Ingeniería Social que se está aplicando actualmente fue desarrollado por el Instituto Tavistock, de Sussex, Reino Unido. Su objetivo fue crear lo que ellos llaman Un Campo de Concentración sin Lágrimas, a escala global. Es extraordinariamente simple. Usa el miedo a la muerte y a la enfermedad en las masas para generar altos niveles de stress. A partir de ahí manejan la dinámica de grupo.

Los métodos para combatir la enfermedad son en realidad los cuatro métodos de des-trucción de la identidad: 1) uso de máscaras faciales (tal cual se hacía con los esclavos y mujeres del harén), 2) ruptura de lazos familiares y amistosos (distancia social, una con-tradicción en si misma; sospecha entre miembros de la sociedad), 3) confinamiento y 4) destrucción del trabajo independiente.

Luego se establecen los cuatro actores sociales: 1) El portavoz: es la persona que trans-mite la información que le baja el Ingeniero Social. Periodistas, miembros de la farándula. Especialmente médicos que llevan años cobrando dinero de los Ingenieros Sociales. Deben poner cara preocupada, algo triste, seria, y un tono retando a la gente. 2) El líder: No es el verdadero poder, solo aparece como tal ante la sociedad, es simplemente una marioneta del verdadero poder. Se debe ver como un hombre del pueblo. 3) El chivo expiatorio: Es la persona egoísta, irresponsable, que pone en peligro a la sociedad. Es necesario que tenga un nivel de vida un poco mejor que la masa, para usar la envidia como arma. En este caso, en Argentina, se usó al Surfer, a quien todos los medios pusieron en la picota por ir a surfear cuando la gente moría. También a los Runners de Palermo. 4) El saboteador: es la persona que se da cuenta de la mentira, del plan, e intenta destruirlo. (O sea gente como yo).

Siempre va a aparecer. Se lo aísla ridiculizándolo: conspiranoico, demente, se busca que la masa lo vea como una persona que busca protagonismo. Pero no confundir con el chivo expiatorio. Pues el saboteador entiende el sistema. Si sus disparos pegan cerca, se lo censura, pero no del todo, porque la dinámica de grupo necesita tenerlo a la vista para conocer el grado de oposición.

Un elemento clave es graduar el largo de la cadena. Si la opresión es continua, pierde efectividad, pues la gente se descorazona y deja de colaborar. Cada tanto debe liberarse la situación, reducir la opresión. Por ejemplo durante las vacaciones o fiestas. Luego el porta-voz saldrá a acusar a la población de haberse excedido (auto culpabilización), denunciará un agravamiento (segunda ola, nueva cepa, etc.) y cerrará más el collar.

La Ingeniería Social fracasa si la mayoría es consciente de su mecanismo. ¿Qué vas a hacer? decidí, 1) soy un paranoico y los políticos, los empresarios filántropos tipo Soros y Gates, las farmacéuticas y sus médicos a sueldo te están cuidando. En este caso ajústate el bozal, aléjate de los demás, viví con miedo. Pero me parece que te diste cuenta que esto va para largo, por lo menos hasta el 2030 (busca información sobre la agenda 2030 y te darás cuenta). 2) Te cuestionas si puede ser como digo, no solo yo, los miles de científicos de Médicos por la Verdad, sumado a Abogados por la Verdad, Docentes por la Verdad, Psicólogos por la verdad, entonces puedes investigar por tu cuenta, ver como funciona lo de los test PCR. No es cómodo, pero vivir con bozal tampoco lo es, morir entregado por tu propia voluntad es triste, no te das la oportunidad de decirles, que llegado el momento: Podrán quedarse con nuestras vidas, pero jamás con nuestra libertad.

YA ESTAMOS VACUNADOS – Karina Mariani

Los días que están precediendo el fin del oscuro año 2020 argentino se asemejan ya no a una crisis descomunal sino a un simple vodevil, vale decir, a una comedia basada en enre-dos, desencuentros picantes y un trasfondo fangoso pero superficial. En Argentina la vacu-nación como concepto tiene un doble sentido enraizado a la picaresca popular referente a una acción sexual no consentida y es posible que esta metáfora de arrabal sea la que más ilustra estas horas.

Desde la aparición de la enfermedad por coronavirus llamada covid-19, la mayoría de los argentinos se han acostumbrado a malvivir sumisamente en un estado de excepción que ya es la norma. ¿Qué significa esto? Que, abrumadoramente, los habitantes de esta noble tie-rra han aceptado que los gobiernos y las agrupaciones políticas que los gerencian, están habilitados para decirles cómo deben llevar sus vidas, a niveles que no hubiera soñado una dictadura del siglo pasado. Todos estos meses de libertades suspendidas, sostenidos a base de una única zanahoria: la vacuna salvadora.

Quien quiera, a diez meses de cuarentena ininterrumpida, creer que estas medidas se relacionan con el virus covid-19, está en su derecho humano de jamás aceptar que ha sido engañado. Si se acepta que el virus se pliega a los caprichos de la casta política, que sabe bien a qué hora contagiar, que discrimina perfectamente cuáles son las reuniones que no deben concitar contagios (las de los políticos, se sabe) y cuáles deben ser letales. Si se acepta que hay asados de poderosos que no contagian y, en cambio, reuniones navideñas que si. Si las razones sindicales para parar la educación han valido más que el interés de los niños que no corren el menor riesgo. Si los barbijos son fundamentales para unos festejos pero irrelevantes para otros y se concede que el virus ha aceptado esas excepciones polí-ticas. Si las manifestaciones de los que apoyan al régimen son más sanas que las fiestas de los plebeyos veinteañeros. Si nada pudo hacer el sinsentido de las idas y venidas con los tratamientos, y los papelones reiterados de las filminas, es claro que no es la razón la que asiste a estas mentes.

Pero las 72 hs de propaganda y miseria de la trama alrededor de las vacunas rozó el delirium tremens. Argentina se convirtió en uno de los pocos países de Occidente en apro-bar la vacuna rusa además de la mismísima Rusia, Emiratos Árabes Unidos, Venezuela y Bielorrusia. En nuestro país, donde los cordones de las zapatillas requieren decenas de ins-tancias de auditoría, la Sputnik V se aprobó en cinco minutos y sin otro control que la firma digital del ministro de Salud! Si esta anomalía grande como un mamut no era suficiente, la incontrolada vacuna, en lugar de arribar al país en servicios aptos para tal fin, fue traída por un vuelo especial de Aerolíneas Argentinas que fue objeto de un montaje épico carica-turesco.

El equipo de comunicación presidencial se congratulaba del carreteo, despegue y poste-rior aterrizaje de un avión en pleno siglo XXI. La tripulación se sacaba fotos como si la misión estuviera destinada a cambiar la órbita solar y para mayor abundamiento llevaba azafatas (si, las que ofrecen pollo o pasta) a buscar paquetes de vacunas. Las azafatas después de todo sí cumplían una función que fue la de llorar ante las cámaras emocionadas por haber volado. No es un error de redacción, pasó eso.

Mientras estos hilarantes sucesos acontecían, la Administración Nacional de Medica-mentos, Alimentos y Tecnología Médica empezó a analizar otra vacuna, la Pfizer, pero al gobierno argentino esa no le simpatiza. Las razones de este encono permanecen ocultas y las malas lenguas conjeturan cuestiones de índole ideológica hasta manejos de poco rigor legal. Son malas las malas lenguas. Y la otra famosa vacuna anunciada meses atrás que se fabricaría junto a la Universidad de Oxford y el laboratorio Astrazeneca, para ser los provee-dores para toda América Latina continúa con problemitas técnicos de incierta resolución. Por último está en danza la vacuna china que promete ser una secuela del sainete.

Es que en estas mismas febriles horas, el canciller Felipe Solá debió comunicarle al Pre-sidente que el embajador en China había fracasado en obtener treinta millones de dosis mientras en Buenos Aires se exigía cerrar un acuerdo con Sinopharm, la empresa que las fabrica. Al parecer en cancillería los problemas de comunicación arrecian y las explica-ciones van desde cables perdidos hasta un eventual memorandum de entendimiento que habría firmado la Argentina para la provisión de vacunas chinas durante 2021. El kirchnerismo y sus memorandums ameritan un proyecto Conicet.

Cuestión que la necesidad hacía que el gobierno pusiera todas las fichas en la vacuna Gam-COVID-Vac, conocida por su nombre mediático como Sputnik V, pero en esos cruciales momentos, Vladimir Putin declaraba ante las cámaras que esa vacuna no era apta para mayores de 60 años, o sea, para la población de riesgo. Otra vez a acomodar el relato gubernamental, viendo cómo salvaban las papas. El Ministerio de Salud de Argentina lanzó un comunicado en donde autorizó con carácter de emergencia la Sputnik. El guión del vode-vil continúa abierto a la espera de saber si la vacuna arribada sirve, a quienes se puede vacunar, cuántos vuelos especiales habrá, si llegarán a tiempo para la segunda dosis y si esa segunda dosis que no sabemos ni si sirve se podrá inyectar en tiempo y forma para que la primera dosis no haya sido en vano. Pero que la comedia de la vacuna no nos tape el bosque.

Si lo aquí relatado no generó una movilización popular que inundara las calles y un escán-dalo colosal es que nuestra fe en el Estado es inquebrantable. Todo ocurrió tal y como se decidió en el Estado a pesar del ridículo. Aun siendo la esperanza salvadora, la expectativa de la vacuna como solución a la pandemia no ha modificado la variedad de restricciones que las autoridades deciden imponer. El confinamiento y las prohibiciones tranquilizaron a los alcanzados por el miedo, pero su eficacia ha resultado prácticamente nula. Para peor, el encierro agravó enfermedades físicas y mentales. Aplicando indiscriminadamente medidas restrictivas, se vulneraron derechos y libertades, se agravaron otras enfermedades, se destrozó la economía generando ruina, se arruinó la educación, se liberó a asesinos y a violadores. Vale decir que la ecuación respecto de salvar vidas en el transcurso de una pandemia no parece luminosa. La intención de las normas no siempre tiene relación positiva con sus efectos.

Países con confinamientos draconianos y eternos casi no difieren en tasa de mortalidad con los que apenas los han aplicado y la propagación de la enfermedad pareciera depender poco de las decisiones gubernamentales. Países europeos señalados como modelos de ges-tión han sido arrasados por la segunda ola que hizo que convergieran, en los números, con los indicados como fracasados. Los análisis estadísticos de mediados de año no son los mismos que los del cierre del año y hemos visto como las autoridades argentinas se mofaban de los resultados de otros países que, a la larga, fueron superando en los conteos de contagios y muertes.

Pero la intervención invasiva lesionó la autodeterminación y la autoestima. Ante la falta de resultado de la cuarentena, la dirigencia y el consenso mediático trasladan la culpa a los ciudadanos por haber hecho deporte, haberse juntado con familia o amigos y hasta por haber trabajado. ¿Qué pasaría si se diera vuelta la opinión pública respecto de la utilidad de la cuarentena de los sanos?

La intención de las normas no es necesariamente igual al efecto que generan. El camino de juzgar normas por sus intenciones se paga caro y engendra peligros inmediatos. La obediencia absoluta a los gobernantes, que no respetan la institucionalidad de las garantías constitucionales, ni los organismos de auditoría, nos empuja al totalitarismo. Estamos a pasitos de barbaridades como que, para cuidar nuestra salud, el Estado se adjudique el derecho de prohibir la comida chatarra, después de todo: ¿cuántas muertes causa por año? ¿Y si mañana los comités de expertos (que tanto poder han obtenido en este año) dispusieran qué cosas podemos comer y beber según nuestra masa corporal? ¿Cuánto falta para que en el Congreso se establezca por ley un índice de regularidad intestinal para preservar la salud pública? Hemos escuchado a miembros del poder legislativo decir que la extracción de plasma debería ser obligatoria: ¿si se hiciera una campaña mediática y un poco de presión del gobierno: cuántos diputados votarían esa ley? Y peor: ¿cuántos obedecerían sin chistar esas normas?

El affaire de las vacunas tiene que servir para entender a qué tipo de comparsa estamos obedeciendo sin chistar. Entregar nuestra capacidad individual para tomar decisiones respecto de nuestra salud es tan disfuncional como permitir que un gobierno que se elige, simplemente, para administrar impuestos, tenga la potestad de decirnos cómo vivir nuestra vida. Es usurpación pero también es entrega de la responsabilidad individual. Puesto que la responsabilidad sobre la propia vida sólo es posible si tenemos el control de ésta, cuantas más decisiones estén tomadas de antemano por el Estado, menos responsables somos y las consecuencias estarán más socializadas. Más obediencia, menos responsabilidad. Es una elección.

¿Queremos vivir tratando de evitar toda enfermedad (nuevos virus, nuevas cepas, más peligrosos o lo que sea) siguiendo los dictados de un burócrata? Esa es la pregunta que nos deja el oscuro año 2020. ¿Somos capaces de elegir/decidir/especular por nosotros mismos el riesgo? ¿O vamos a soportar pasar una vida aislamiento, desempleo, inmovilidad física y terror al contacto? Si mantenernos vivos dependiera de la sumisión a la discrecionalidad del gobierno, ¿lo aceptaríamos? Estas no son cuestiones en abstracto porque el año que viene vamos a volver a las urnas y deberíamos contrastar nuestras aspiraciones y deseos con las propuestas electorales.

Y es más bien fácil contestar esas preguntas frente a los desaguisados del gobierno actual. Un repaso de sólo 72 hs de gestión basta para entender su catadura. Pero la pregun-ta no puede limitarse a la coyuntura, el debate es sobre qué rol del Estado queremos y si, voluntariamente, le vamos a proporcionar semejante poder. Un sistema que permita que el gobierno (el gobierno que sea) reine sin cortafuegos ante lo que ese mismo gobierno deter-mine que es un peligro inminente, es lo que está en juego. En otras palabras, si elegimos que la alarma habilite el sometimiento.

El affaire de las vacunas ha desnudado como nunca la fragilidad burlesca de nuestro sis-tema institucional y aun así continuamos acatando los lineamientos del poder con fidelidad perruna. Políticos cuyo mayor mérito es cercenar libertades manteniendo a la sociedad suspendida en un limbo de miedo insostenible económica y emocionalmente, que sin em-bargo, perdura. Protocolos renovados que se atreven a decirnos, sin vergüenza, cómo debemos vacacionar, celebrar o saludar. Nos burlamos de sus extravagancias e ineficien-cias pero los votamos y obedecemos. La disfunción cognitiva ha de sentirse a sus anchas en estas pampas.

Las enfermedades, los peligros no van a desaparecer por más voluntad que se ponga a la redacción de las normas. Pero además: ¿hemos sido consultados o al menos informados sobre el número de contagios óptimo para que podamos tener una vida normal? ¿Suprimir por completo la muerte por covid a costa de morir por otras causas y de vivir amargamente es algo que hemos elegido? ¿Está el totalitarismo por enfermedad propuesto en alguna plataforma política? Si las desvencijadas 72 horas del vodevil de las vacunas no sirvieron para demostrar que han convertido a la pandemia en un fetiche lunático significa que no im-porta el origen del liquidito, ni su eficacia ni el costo de cada dosis. Ya estamos vacunados.

QUIEN ES QUIEN? – RT

El gobierno ruso considerará desarrollar y distribuir nuevos documentos para quienes hayan sido vacunados contra el coronavirus, en un esfuerzo por reducir los riesgos aso-ciados con los viajes internacionales. En una serie de instrucciones para los funcionarios, publicadas a fines de 2020, el presidente Vladimir Putin ordenó a los responsables de la formulación de políticas que consideren la posibilidad de emitir certificados a las personas que hayan sido vacunadas contra las infecciones por Covid-19 utilizando vacunas rusas con el fin de permitir a los ciudadanos viajar por fronteras de la Federación de Rusia y las de otros países.

MISCELANEAS DEL COVID

Autoridades sanitarias en alerta después de que una enfermera muere tras la vacunación con la inyección Covid-19 de Pfizer en Portugal. Una asistente de cirugía pediátrica en Oporto fue encontrada muerta dos días después de recibir la vacuna Covid, afirmó su fami-lia. Sonia Acevedo, de 41 años, que trabajaba en pediatría en el Instituto Portugués de Oncología en Oporto sufrió efectos secundarios adversos después de ser vacunada.

El padre de Acevedo, Abilio Acevedo, dijo a los medios portugueses: Ella estaba bien. No había tenido ningún problema de salud. Tenía la vacuna Covid-19 pero no tenía ningún sínto-ma. No se que pasó. Solo quiero respuestas. Quiero saber qué condujo a la muerte de mi hija. Era una persona bien y feliz que nunca bebió alcohol, no comió nada especial o fuera de lo común.

Hecho: Fallecimiento de médico legista de esta fuerza. Carta N°: 32491760. Jurisdicción: CV6B. Destinatario: Superintendencia de Operaciones. Lugar: Rosario 39. Hora: 18:27

Reseña: Ingreso llamado al 911 donde un masculino informo que el día de ayer había falle-cido su hermano, el cual era personal de esta policía, tratándose de Gerardo David Gluck-mann. Consulado el Sistema SIRHU, se trataría de quien en vida fuera el Auxiliar Nivel E LP. 10167 Gerardo David Gluckmann de la División Medicina Legal de esta fuerza, quien habría fallecido el día de ayer pero se constató el deceso en el día de la fecha por parte de SAME y de la médica de cabecera, la Dra Evelin Garbin MN 162328, quien diagnostico infarto agudo falta multi orgánica, por lo que no se judicializo el deceso. El llamante, Andrés Gluckmann informo que su hermano se había vacunado previamente en forma voluntaria con la vacuna Rusa contra el COVID 19, queriendo poner en conocimiento de esto último a la policía. Se ampliará.

La prensa mexicana informa que una doctora de 32 años en Coahuila sufrió convulsiones y quedó paralizada luego de recibir la vacuna de ARNm COVID experimental de Pfizer el 30 de diciembre de 2020. La Dra. Karla Cecilia Pérez Osorio presuntamente trabajaba como internista en el Hospital General de la Zona No. 7, en el municipio de Monclova. Poste-riormente fue trasladada a la Unidad Médica de Alta Especialidad No. 25 del IMSS, en Monterrey, Nuevo León.

Según los informes, fue evaluada por un neurólogo y diagnosticada con mielitis trans-versa, un efecto secundario conocido de las vacunas, y específicamente de las vacunas de ARNm experimentales de COVID, ya que esta lesión se observó en algunos de los ensayos de vacunas de los diversos ensayos experimentales de COVID19 que se están llevando a cabo en todo el mundo. .

La vacuna Covid-19 de Moderna, aprobada por la FDA el 18 de diciembre, puede hacer que los receptores experimenten un efecto secundario extremadamente raro, pero poten-cialmente letal: el monstruo, una enfermedad degenerativa que asola a una víctima con deformidades físicas y mentales.

Un denunciante de Moderna que habló bajo condición de anonimato por temor a repre-salias dijo que 3 de los 30,000 candidatos al ensayo comenzaron a mostrar síntomas de la horrible enfermedad poco después de recibir la segunda dosis de la vacuna de dos partes. Dado que la mitad de todos los voluntarios recibieron un placebo, el número real de afectados fue de 3 en 15,000, o 0.02%, y aunque esa cifra puede parecer estadísticamente insignificante, es fundamental porque, según nuestra fuente, Moderna ocultó el efecto secundario no deseado de ambos a la FDA y los voluntarios que aún no habían recibido la segunda inoculación. El gobierno de Estados Unidos patrocinó la vacuna de Moderna por una suma de mil millones de dólares.

Desde hace un año, quien muere, aunque tenga distintas patologías, es una víctima del COVID. Si te colgabas de un tirante, el tirante y la cuerda tenían COVID. Entonces mueres de COVID. Ahora a todos los que mueren después de vacunarse, no mueren de vacuna, sino de patologías anteriores. Son dueños de la música. Solo se salvaran los sordos.

El gigante farmacéutico estadounidense Pfizer Inc. y su subsidiaria Pharmacia & Upjohn Company Inc. en 2009, acordaron pagar u$s 2.300.000.000 en el acuerdo de fraude de aten-ción médica más grande en la historia del Departamento de Justicia de los EE. UU., para re-solver la responsabilidad penal y civil derivada de la ilegalidad. promoción de determinados productos farmacéuticos. Pfizer se declaró culpable de etiquetar erróneamente a Bextra con la intención de defraudar o engañar. Bextra es un medicamento antiinflamatorio que Pfizer retiró del mercado en 2005.

A principios de esta semana, el gobernador de Ohio, Mike DeWine, dijo que estaba pero-cupado por el número relativamente bajo de trabajadores de hogares de ancianos que han optado por vacunarse, y DeWine afirmó que aproximadamente el 60% del personal de los hogares de ancianos rechazó la vacuna.

El Dr. Joseph Varon, jefe de cuidados intensivos del United Memorial Medical Center de Houston, le dijo a NPR en diciembre que más de la mitad de las enfermeras de su unidad le informaron que no recibirían la vacuna.

Aproximadamente el 55% de los bomberos del Departamento de Bomberos de Nueva York encuestados dijeron que no recibirían la vacuna contra el coronavirus, dijo el mes pasado el presidente de la Asociación de Bomberos.

El Los Angeles Times informó el jueves que funcionarios de un hospital público y en Riverside, California, Se han visto obligados a encontrar la mejor forma de asignar las dosis sin usar después de un estimado de 50% de los trabajadores de primera línea en el condado negado la vacuna.

Menos de la mitad de los trabajadores del hospital de St. Elizabeth Community Hospital en el condado de Tehama, California, estaban dispuestos a vacunarse.

La Dra. Nikhila Juvvadi, directora clínica del Hospital Loretto de Chicago, dijo que se realizó una encuesta en diciembre y que el 40% del personal del hospital dijo que no se vacunaría.

Se reglamenta el uso del Dióxido de cloro para toda persona que así lo requiera y bajo su consentimiento. La Corte Internacional de Derechos Humanos ha ordenado a los países miembros que Desapliquen las normas que van en contra de los derechos humanos.

Los médicos podrán suministrar el Dióxido de Cloro bajo tratamiento informado.

Derechos Humanos – Tratados Internacionales 8-8-2020 sobre el Dióxido de Cloro: 1: Derecho Humano a la Información. 2: Derecho Humano a la Salud.

El fallo plantea cosas interesantes como: La investigación médica está sujeta a normas éticas que sirven para promover y asegurar el respeto a todos los seres humanos y para proteger su salud y sus derechos individuales. Derecho a la autodeterminación. La voluntad del paciente está por encima de todo, debidamente informado.

Riesgo para las generaciones futuras’? Perú choca con Pfizer por la inmunidad legal de las grandes farmacéuticas para los efectos secundarios de la vacuna Covid-19. La nación latinoamericana no es la primera en expresar su preocupación por las exenciones de responsabilidad legal en sus conversaciones con la firma farmacéutica, y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, señaló el mes pasado que está bastante claro que no son responsa-bles de ningún efecto secundario. Si te conviertes en un caimán, es tu problema.

Se conformó el Gran Jurado de Emergencia para el Derecho Natural de Salud Pública y Justicia junto con 32 jueces de todo el mundo que son expertos y juntos hemos lanzado un Tribunal Internacional de Mandamientos de Emergencia y hemos cumplido Acusaciones por Crímenes de Lesa Humanidad.

Para prohibir

1) Vacunas forzadas,

2) Cierres cerrados ilegales

3) El uso indebido delictivo

4) Pruebas fraudulentas en personas sanas 5) El mal uso criminal de las tecnologías 5G.

6) Terrorismo económico

7) Forzar a la gente a la pobreza.

La semana pasada falleció un obstetra que tenía su consultorio en Mount Sinai Medical Center en Miami Beach debido a una fuerte reacción a la vacuna COVID. Era un hombre de 56 años muy saludable, amado por todos en la comunidad, dio a luz a cientos de bebés sanos y trabajó incansablemente durante la pandemia. Fue vacunado con la vacuna Pfizer en MSMC el 18 de diciembre, Tres días después vio un fuerte conjunto de petequias en sus pies y manos lo que lo hizo buscar atención en la sala de emergencias de MSMC. El hemo-grama que se le hizo a su llegada mostró que su recuento de plaquetas era 0 (un recuento normal de plaquetas oscila entre 150.000 y 450.000 plaquetas por micro litro de sangre). Fue ingresado en la UCI con un diagnóstico de PTI aguda causado por una reacción a la Vacuna para el COVID-19. Un equipo de médicos expertos intentó durante dos semanas aumentar su recuento de plaquetas sin éxito. Expertos de todo el país participaron en su cuidado. No importa lo que hicieron, el recuento de plaquetas se negó a subir. Estuvo consciente y enérgico durante todo el proceso, pero dos días antes de una cirugía de último recurso, tuvo un derrame cerebral hemorrágico causado por la falta de plaquetas que le quitó la vida en cuestión de minutos.

Era un defensor de las vacunas, por eso la consiguió él mismo. Creo que la gente debe ser consciente de que pueden ocurrir efectos secundarios, que no es bueno para todos y en este caso destruyó una vida hermosa, una familia perfecta, y ha afectado a tanta gente en la comunidad. No dejes que su muerte sea en vano por favor salva más vidas haciendo de esta información noticia.

La vacuna Covid-19 producida por Pfizer-BioNTech provoca una reacción alérgica en los receptores con una frecuencia diez veces mayor que las reacciones a la vacuna contra la gripe, según un estudio realizado para los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. El estudio describe 21 casos de personas que sufren anafi-laxia, una reacción alérgica grave y potencialmente mortal, entre los primeros 1,9 millones de dosis de la vacuna Pfizer administradas. Eso representa una incidencia de 11,1 casos de anafilaxia por un millón de dosis de vacuna. Una pequeña cantidad, pero casi diez veces más que las reacciones a la vacuna común contra la gripe, que tiene una incidencia de 1.3 por millón de dosis.

La posibilidad muy real de una futura pandemia de SPARS requiere un compromiso continuo con los programas de vacunación y una comunicación precisa, culturalmente apropiada y oportuna por parte de las autoridades de salud pública de todo el mundo. Si bien las experiencias de comunicación de la pandemia SPARS de 2025-2028 ofrecen algunos ejemplos de cómo se puede y se debe hacer esta comunicación, también ponen de relieve las prácticas que deben evitarse o al menos modificarse para responder a futuras emergencias de salud pública.

Prepárense, tienen planificado de tenernos atemorizados hasta el año 2028, puesto que la actual plandemia terminará en marzo del año 2025, seguido del SPARS 2025 -2028.

La vacuna podría no funcionar correctamente contra la variante mutada de Covid-19, advierte el ministro del Reino Unido horas después de que el estudio de Pfizer afirma que el jab es efectivo. Ahora se entiende porque quieren que usemos el pasaporte de vacunación. hay que renovarlo como el carnet de conducir porque caduca, o necesitas uno especial para cierto país. Quizás te pidan un vacuna especial para ir a Sudáfrica porque el virus es diferente. Son psicópatas y capas de cualquier cosa.

En un discurso bastante poco delicado, Dharmendra Pradhan, el ministro de petróleo y gas natural del país, dijo que las vacunas contra el coronavirus desarrolladas en India son un logro especial de las empresas farmacéuticas del país, y que aquellos que se preocupan por la eficacia de tales medicamentos no tienen fe en los científicos y el poder de India y tienen problemas mentales.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, prohibió el viernes al país importar las vacunas estadounidenses Pfizer-BioNTech y la británica Astrazeneca COVID-19, informa The Associated Press. En un discurso televisado, Khamenei dijo que la importación de vacu-nas estadounidenses y británicas estaba prohibida, refiriéndose al aumento del número de muertos por el virus en ambos países. Realmente no confío, dijo el Líder Supremo de esas naciones. A veces quieren probar sus vacunas en otros países. Khamenei también dijo que tampoco es optimista sobre Francia.

EL AÑO DE LA ESCLAVITUD O DE LA LIBERACIÓN – Magdalena del Amo

Va a ser un año muy duro, el año en que la humanidad se juega su futuro como especie. Más allá del reseteo económico y el cambio de estructuras del sistema, lo más preocupante es lo que afecta al ser humano como ente individual y como sociedad. Lo peor del plan masónico satánico puesto en marcha por estos militantes del laicismo más radical, es la esclavitud programada de la raza humana. Ya somos esclavos, pero, mal que bien, vamos encontrando maneras de escapar de la manada y vivir una existencia paralela. En este momento, les interesa frenar la evolución de la humanidad, animalizarla y eliminar su tendencia natural a lo sagrado. Viendo la marcha social de los últimos años, una buena parte de la humanidad ya se corresponde con este perfil de marioneta dirigida, que solo vive para comer, trabajar, dormir, retozar y reproducirse. Y, ahora, obedecer y reprender al vecino que no cumple o huir de él como si fuera un apestado. ¡El rebaño perfecto! Con los confinamientos y demás medidas restrictivas, las fuerzas del orden vigilando en todos los rincones, el bombardeo continuo de miedo a la enfermedad y la incertidumbre ante el futuro, ya han comprobado nuestra vulnerabilidad, que nos hace dóciles e incapaces de tener ideas propias, dispuestos a creer cualquier mentira del sistema y prestos a aceptar lo que sea, incluso esta vacuna transgénica, creada para destruirnos. Mansos corderitos camino del matadero.

Con el fin de año, cerramos ciclos imitando a la naturaleza. Este es diferente, al menos, yo así lo siento. Hoy no es comienzo de nada, por mucho que la noche pasada, y la Navidad en general, nos hayamos dado una tregua en esta lucha contra el mal. Es la continuación de una batalla que debemos continuar si queremos conservar nuestra esencia de seres huma-nos y divinos. Hay que seguir en la lucha para conquistar al mayor número de personas para nuestro ejército. Pero, al lado de la espada, debe estar también el corazón. La práctica de la meditación y la oración son excelentes remedios para elevar nuestra vibración y la del planeta. Con conocimiento y una vibración alta, no habrá virus ni bacterias que puedan con nosotros. Animo a todos a continuar este 2021 dando lo mejor que tenemos. Ya sé que no somos comprendidos, ni siquiera escuchados por nuestra gente cercana, pero hay que seguir intentando que la verdad sea desvelada y comprendida. Si el 2020 va a pasar a la historia como el año de la pandemia, hay que intentar que el 2021 sea el año en que la sociedad despierta se rebeló contra las injustas imposiciones de los ‘amos del mundo, a través de su gobiernos títeres. El año en que la sociedad, ella sola, sin políticos ni salvadores, se salvó a sí misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cyborg Biden

Un médico de 33 años en perfectas condiciones de salud decide confiar en la vacuna 666 y le pasa lo mismo que la enfermera de

Continuar leyendo >