El último tren

Recuerden que debajo de los títulos y arriba de los tiempos está el link del programa N° 393 subido a lbry: Lo que debe saber sobre las vacunas

Para aquellos que comienzan a irse a redes mas seguras, abrí un correo electrónico en protonmail: [email protected]

LA OPOSISION CONTROLADA

La oposición controlada creada por la Nobleza Negra, actuada por el gran actor, como anta-ño, Donald Trump y hoy con su ejército QANON y toda su Agenda de la Nueva Era de Acuario para el control mental de la sociedad para que ésta no cuestione el sistema que le gobierna desde la dualidad. Mentiras, engaños y manipulación van teniendo más poder en una sociedad sedienta de justicia por un sistema viejo que debe caer, y justo ahí radica toda ésta farsa actuación para dar a la humanidad ignorante su justicia, sin que se cuestionen nada, que no investiguen la historia, que no sepan discernir fuera de la dualidad; una caída del sistema viejo que viene planeándose desde hace mucho y que es necesario su aparente derrota para que la misma Nobleza Negra con toda ésta producción de los buenos vs los malos puedan crear su tan anhelado sueño del gobierno mundial, el control totalitario de la humanidad. La Nobleza Negra controla las dos caras de las monedas: a los malos y a los buenos, orden desde el caos.

Hay que despertar verdaderamente; quien no piense por sí mismo al desprogramarse tiene perdida su voluntad y su propia fuerza espiritual para comprender todo lo que se viene.

La mayor operación PSYCHO COV-ID Y QANON jamás orquestada hacia la humanidad. Estamos viviendo la operación psicológica más grande de la historia, donde la gente que está despertando del engaño de quienes nos gobiernan fue necesario hacerles creer una nueva ilusión de que hay un salvador que está combatiendo a los malos. El Cabal, El Estado Profundo y que Trump junto a los maestros ascendidos traerán a la tierra paz, bienestar, luz y armonía donde todos vivirán en unidad con un solo gobierno de luz, el nacimiento de la nueva tierra dorada.

Es claro ver cómo ésta Operación PSYCHO combinada en un nuevo sistema político econó-mico (4Ta Revolución Industrial-Transhumanismo-NOM) y las creencias de una nueva religión llamada La Espiritualidad de la New Age están creadas y dirigidas a manipular a una gran cantidad de personas por la disidencia controlada.

La CIA y el FBI y demás inteligencias, crearon QAnon y Anonymous y se han encargado de que el despertar de la humanidad se frene, donde la verdad quede ridiculizada como una simple teoría de Conspiración. El movimiento QAnon se ha encargado de tergiversar la verdad y convertirla en desinformación, donde se confronta una sociedad dormida y una sociedad semi despierta; donde la élite tiene como pretexto que la desinformación que ellos mismos sembraron a través de la sociedad manipulada, se esté levantando la censura, con el solo objetivo de que la élite gobernante establezca una gobernanza mundial, haciendo que los que están viendo esta manipulación dual y los que saben cómo trabaja la dualidad también sean ridiculizados por los que duermen y por los que se dicen despiertos.

En Resumen, la humanidad está despertando, pero la élite se ha encargado de llevar a mu-chos a la oposición controlada; y con Trump o sin Trump el gobierno mundial se está llevando a cabo con la Operación Cov-ID y todas las agendas mundiales que le sustentan.

Así que la única salida a todo lo que se avecina, es salir hacia el interior de nuestra mente; desprogramarla a través del silencio mental para que de toda la operación de psicología e ingeniería social del engaño y manipulación a que estamos siendo sujetos, aprendamos con la conciencia bien presente a discernir y separar la paja del trigo.

LAS GUERRAS Y LOS RUMORES DE GUERRAS ESTÁN A LA VISTA – Dave Hodges

Desafortunadamente, hay algunos que brindan la narrativa incorrecta que en un desarrollo reciente, que afirma que a Trump se le ha dado la opción de permanecer en el poder si apoya, como mínimo, una guerra regional con China. Esta no es una revelación reciente y esta opción, para Trump ha estado en la mesa por, al menos, nueve meses.

El 28 de abril de 2020, publiqué un artículo que contenía el siguiente material que se repro-duce aquí en forma literal. Lo siguiente es lo que me dijeron dos funcionarios del Pentágono en conversaciones separadas negociadas por mi mejor fuente:

1. Trump cuenta con el apoyo de más del 90% de las bases del ejército. Esto no es sorpren-dente.

2. La mayoría de los comandantes apoyan a Trump. Mi fuente dijo que colocaría ese número en el 80% y su conocido del Pentágono dijo que probablemente era una división de 70-30 a favor de Trump. Ambas fuentes afirmaron que Obama hizo el daño a los militares a nivel de mando cuando nombró a más de 300 oficiales de mando que apoyaban a los liberales y globalistas du-rante su tumultuoso mandato en la Casa Blanca.

3. Una fuente dijo que sentía que el Estado Mayor Conjunto está comprometido por el complejo industrial militar con acuerdos amables. La impresión que recibí fue que el Estado Mayor Con-junto y el CDC son muy similares en el sentido de que uno no llega a ese nivel a menos que sean parte de la mafia médica, en el caso del liderazgo de los CDC; y en el caso del Estado Mayor Conjunto son controlado y propiedad del complejo industrial militar (MIC), como se me recordó el discurso de despedida de Eisenhower cuando se nos ordenó tener cuidado con el MIC.

4. Ambas fuentes sintieron que un golpe débil ha envuelto a la administración Trump. Sin em-bargo, ambas fuentes sintieron que esta condición podría resultar temporal debido al apoyo del que disfruta Trump de su ejército. Indiscutiblemente, esto significa que los militares po-drían fácilmente ejercer un contragolpe y podrían lograrlo solo con amenazas. Sin embargo, me quedó claro que no se sancionará ninguna acción militar a menos que se pueda determinar que el pueblo apoyaría tal acción si fuera necesaria. Un ejército ansioso en 2012, quería desesperadamente deshacerse de la administración Obama. En contra de las órdenes, el co-mandante de la Fuerza de Tarea de Transportistas Tres, el almirante Gayoutte y el comandante de AFRICOM, el general Ham, conspiraron para rescatar al difunto embajador Chris Stevens de un ataque en curso en Bengasi. Los comandantes esperaban que un Stevens rescatado se burlara de la administración de Obama una vez que se diera cuenta de que Hillary Clinton lo había atacado por lo que sabía y que Stevens era un lastre para las elecciones. Este golpe tuvo casi éxito. Después del fracaso del golpe, le pregunté a mi fuente principal, ¿por qué no eje-cutar otro golpe? Me regañó severamente y dijo que el primer golpe fue un golpe de oportu-nidad y que no necesitaba el apoyo popular del pueblo. Un golpe de estado futuro y planificado requeriría el apoyo popular del pueblo que no tenían en ese momento. La fuente del Pentágono dijo que el creciente espíritu de rebelión facultaría a los militares para actuar. Sin embargo, ambas fuentes dijeron que la aprobación final tenía que provenir del MIC. Me regañó severa-mente y dijo que el primer golpe fue un golpe de oportunidad y que no necesitaba el apoyo popular del pueblo. Un golpe de estado futuro y planificado requeriría el apoyo popular del pueblo que no tenían en ese momento. La fuente del Pentágono dijo que el creciente espíritu de rebelión facultaría a los militares para actuar. Sin embargo, ¡ambas fuentes dijeron que la aprobación final tenía que provenir del MIC.

5. ¿Qué haría que el MIC apoyara a Trump y dejara claro a Key Deep Stater que no estarían seguros si continúan con esta acción? La respuesta a si el MIC apoyaría un contragolpe o la amenaza de un contragolpe radica en el afán de lucro. ¿Qué curso de acción produciría más ingresos? Este es el motivo principal por el que se moverá el MIC en la crisis actual. Trump ha sido amigo del gasto en defensa, dijeron ambas fuentes. Sin embargo, Trump no ha logrado entregar la guerra que quería el MIC.

6. Ambas fuentes me dijeron que probablemente tenían que suceder dos cosas para salvar la presidencia de Trump con la ayuda de los militares. Primero, Trump tendrá que iniciar una guerra con China para poder empollar el nido financiero del MIC. En segundo lugar, la gente debe apoyar públicamente a Trump y rebelarse contra el cierre, que es un precursor de una eventual invasión de un Estados Unidos debilitado.

7. Ambos hombres sienten que vamos a la guerra con China. Esto podría servir para otro pro-pósito. China, sin duda, está detrás de este bioataque a Estados Unidos. La destrucción de China reducirá indudablemente las futuras amenazas biológicas. Por lo tanto, tiene sentido atacar a China y, por supuesto, hacer que parezca culpa de China mediante el uso de una bandera falsa diseñada para culpar a China por el inicio de las hostilidades. Ciertamente, hay terreno fértil en el Mar de China Meridional, para una bandera falsa, un evento que intensifica la guerra.

Mi conclusión de esta conversación es multidimensional. ¿Trump hará de repente lo que ha dudado en hacer? ¿Se enfrentará militarmente a China? El Mar de China Meridional ofrece una vista fértil para comenzar las operaciones militares. Sin embargo, la fuente del Pentágono cree que la Tercera Guerra Mundial comenzará en Venezuela.

Ninguna fuente cree que el asesinato sea una opción debido a una posible reacción ins-tintiva de los militares. La pieza central de lo que se avecina radica en lo que primero hace el pueblo estadounidense. Si se rebelan y toman las calles, los militares pueden sentirse auto-rizados a intervenir. En segundo lugar, ¿Trump está dispuesto a ir a la guerra? Dos fuentes bien ubicadas apoyarían una guerra con China!

Más que tomar una publicación anterior de hechos, de hace nueve meses y afirmar que las revelaciones son propias en un período de tiempo reciente, existe un gran peligro de repro-ducir mi advertencia del pasado mes de abril. Específicamente, debemos considerar el hecho de que el acuerdo del Complejo Industrial Militar (MIC) con Trump, para ir a la guerra con China, puede que ya no sea procesable. Trump puede haber esperado demasiado para apretar el gatillo proverbial.

Entiendo por qué Trump vaciló. Se negó a ir a la guerra en Siria, Venezuela y otros lugares también. Su presidencia es la primera en décadas que no se compromete con el desperdicio de vidas y dinero estadounidenses con respecto a las guerras de ocupación en beneficio de los neoconservadores y los globalistas. Esta es la única razón por la que las prostitutas políticas, como el senador Graham y Mitch McConnell, han abandonado a Trump y han apoyado el robo de una elección presidencial sin ni siquiera un quejido porque Trump no jugaría a la pelota con los traficantes de guerra del Complejo Industrial Militar que pueden doblegar la voluntad del Estado Mayor Conjunto. La razón por la que estas opciones, ofrecidas a Trump por el MIC, puede que ya no estén disponibles. ¿Por qué? Porque Biden ahora tiene el terreno elevado. Oficialmente, Biden ganó las elecciones de 2020 y esa elección ha sido certificada tanto por el Colegio Electoral como por el Congreso. Cualquier acción militar tomada contra Biden será etiquetada por la izquierda y los medios controlados por los comunistas como una acción de insurrección y traición perpetrada contra un presidencial electo debidamente elegido.

Cualquier general o funcionario de la administración que apoye a Trump que use al ejército para cambiar las tornas en esta elección corre el riesgo de ser tildado de traidor y podría enfrentarse a la ejecución. Estos generales también saben que una toma de control de este país por parte de la CHICOM perpetrada por Biden, del cual estoy convencido que se avecina, enfrentaría una muerte segura a manos del PCCh. Los altos mandos militares de Estados Unidos están atrapados entre la roca proverbial y un lugar difícil. Será calificado por la iz-quierda y los medios de comunicación controlados por los comunistas como una acción de insurrección y traición perpetrada contra un presidencial electo debidamente elegido.

Esto es lo que sabemos en este momento: la FCC ha emitido una advertencia a todos los me-dios de transmisión de que deben entregar su plataforma de transmisión al presidente en un estado de emergencia o arriesgarse a perder su licencia. Sin embargo, sería una tontería pensar que después de esta larga y reñida batalla, los medios de comunicación van a capitular. Esto probablemente significa que Trump ha iniciado alguna acción ejecutiva para permanecer en el poder. Sin embargo, no sé cuál es esa acción en este momento. Los medios de comuni-cación no capitularán y, por lo tanto, Trump no tiene un foro desde el que lanzar su contragolpe contra el Estado Profundo y los demócratas que involucraría a las bases del público estadounidense.

Posteriormente, ¿por qué creo esto? Bajo EO’s 13848 y 13959, Trump tiene la capacidad de cerrar el comercio de materias primas y acciones que involucran a naciones beligerantes (es decir, China). Este cese y desistimiento entraría en vigor el 11 de enero. Wall Street le ha dado el dedo medio a Trump. Obviamente, piensan que no serán procesados ​​si Biden prestó juramento el 20 de enero. Tampoco es probable que las telecomunicaciones, las redes y los distintos foros de radiodifusión capitulen y esto dejará a Trump sin una voz desde la que hablar al público. ¿Tiene sentido ahora por qué las redes sociales cerraron por completo a Trump y sus partidarios clave? El mensaje de que ha comenzado el contragolpe no será escuchado por el público estadounidense.

¿Puede continuar el contragolpe? La respuesta es sí. Aunque es significativamente menos probable que ir a la guerra con China salve la presidencia de Trump, es la única opción dispo-nible. Si el MIC está dispuesto a ir en contra de una persona oficialmente elegida para que pueda tener una guerra con China, todavía es posible y el Estado Mayor Conjunto del Pentá-gono se alinearía rápidamente. Aunque el Estado Mayor Conjunto no está de acuerdo con Trump, esto no descarta la participación de los Generales de segundo nivel en este contra-golpe. Los comandantes de base y otros generales y almirantes de segundo nivel no tienen nada que perder porque, como he dicho, todos estos generales serán ejecutados en una toma de control china.

¿Podrán estos 40 generales que apoyan a Trump obtener el apoyo de tropas necesario para lograrlo? No estoy seguro. ¿Se utilizarán activos extranjeros para reforzar la fuerza de las tropas necesarias para llevar a cabo un contragolpe e iniciar tribunales militares para acusar a los culpables de fraude electoral? ¿Se les declarará la guerra a los chinos por interferencia electoral? Me encantaría responder afirmativamente porque eso significaría que Trump tendría la oportunidad de cumplir cuatro años más. Sin embargo, el tema no está decidido y hay muchas partes móviles que coordinar y el hecho de que una de estas llamadas partes móviles no actúe a favor de Trump condenará este contragolpe al fracaso. Sin embargo, ahora sabes por qué Pelosi y los demás demócratas están enloqueciendo.

La izquierda está realmente asustada. Todo se reduce a esto, si Trump puede salvar su presidencia, millones de estadounidenses se salvarán de pasar por una purga. Sin embargo, se estima que 100.000 estadounidenses serán juzgados por traición y la reacción incluirá gene-raciones de terrorismo en oposición al gobierno conservador en Estados Unidos. Si Biden-Harris prevalece. Trump y su familia serán arrestados y creo que ejecutados para darles un ejemplo. Trump podría ser el zar Nicolás moderno y sus muertes podrían ser inminentes. Si Trump pierde, millones de ustedes se mudarán de sus hogares a su destino final en el Hotel FEMA mientras esperan su disposición final.

VIDEO LA ESCLAVITUD QUE VIENE

ESTAMOS EN GUERRA – Peter Koenig para Global Research

Estamos en guerra. Si. Y no me refiero a Occidente contra Oriente, Rusia y China, ni el mun-do entero contra un virus corona invisible. No. Nosotros, la gente común, estamos en guerra contra un sistema globalista elitista cada vez más autoritario y tiránico, reinado por un peque-ño grupo de multimillonarios, que planeó ya hace décadas tomar el poder sobre el pueblo, controlarlo, reducirlo. a lo que una minúscula élite cree que es un número adecuado para habitar la Madre Tierra y para digitalizar y robotizar al resto de los supervivientes, como una especie de siervos. Es una combinación de 1984 de George Orwell y Un mundo feliz de Aldous Huxley.

Es por eso que se necesita la vacunación a velocidad warp, para inyectarnos sustancias transgénicas que pueden cambiar nuestro ADN, para que no nos despertemos, o al menos una masa crítica se vuelva consciente y cambie la dinámica. Porque las dinámicas no son prede-cibles, especialmente no a largo plazo. La guerra es real y cuanto antes nos demos cuenta, antes los que llevan máscaras y los que se encuentran en distanciamiento social se dan cuenta de las situaciones distópicas antihumanas en todo el mundo que hemos permitido que nuestros gobiernos nos otorguen, mayores serán nuestras posibilidades de retomar nuestro yo sobe-rano.

Hoy nos enfrentamos a reglas totalmente ilegales y opresivas, todas impuestas con el pre-texto de la protección de la salud. La no obediencia se castiga con enormes multas; reglas aplicadas por militares y policías: uso de máscaras, distanciamiento social, mantenerse dentro del radio permitido de nuestros hogares, poner en cuarentena, mantenerse alejado de nues-tros amigos y familiares.

En realidad, cuanto antes, nosotros, el pueblo, retomaremos una vieja característica olvida-da de la humanidad (la «solidaridad) y lucharemos esta guerra con nuestra solidaridad, con nuestro amor por los demás, por la humanidad, con nuestro amor por la vida y nuestro amor a la Madre Tierra, cuanto antes volvamos a ser seres independientes y seguros de sí mismos, un atributo que hemos ido perdiendo gradualmente en las últimas décadas, a más tardar desde el inicio de la embestida neoliberal de los años ochenta.

Trozo por pequeño trozo de derechos humanos y derechos civiles han sido cortados con falsos pretextos y propaganda (seguridad) hasta el punto en que nosotros, ahogados en propagados peligros de todo tipo, suplicamos por más seguridad y con gusto regalamos más de nuestras libertades. y derechos. Qué triste.

Hemos permitido que esto suceda ante nuestros ojos, porque el consuelo y la propaganda prometidos se encuentran por estos pequeños grupos de elitistas (por los globalistas, en su sed de poder sin fin y codicia sin fin) y ampliaciones sin fin de sus riquezas, de sus miles de millones.

Estas personas, los globalistas, se han hundido tan profundamente en su disfunción moral, totalmente desprovistos de ética, que ha llegado su momento, ya sea de ser juzgados según las normas internacionales de derechos humanos, crímenes de guerra y crímenes de lesa huma-nidad, de forma similar a como lo hizo el juicio de Nuremberg después de la Segunda Guerra Mundial.

A medida que aumenta el número de personas que despiertan, los poderes fácticos occi-dentales se ponen cada vez más nerviosos y no escatiman esfuerzos para coaccionar a todo tipo de personas, paragubernamentales, personal administrativo, personal médico, incluso médicos independientes para defender y promover la narrativa oficial.

Es tan obvio, cuando has conocido a estas personas en tiempos normales, sus opiniones progresistas de repente giran, 180 grados, hacia la narrativa oficial, defendiendo las mentiras del gobierno, las mentiras de las Task Forces científicas compradas que aconsejan a los go-biernos, y por lo tanto proporcionar a los gobiernos coartadas para apretar los tornillos un poco más.

¿Qué más pueden obtener a cambio por intentar subvertir las opiniones de sus amigos, com-pañeros y pacientes sobre la enfermedad del horror covid-19?. Posiblemente algo que es tan bueno como la vida misma, y que básicamente es gratuito para los ricos codiciosos. Por ejem-plo, un certificado de vax sin haber sido vacunado por las inyecciones tóxicas, tal vez por un placebo, abriéndoles el mundo de los viajes y las actividades placenteras como antes.

Otros beneficios especiales para los defensores seleccionados y complacientes de la narra-tiva oficial, pueden incluir la dispensa del distanciamiento social, el uso de máscaras, la cua-rentena y, quién sabe, un importante premio monetario. Nada sería sorprendente, cuando veas cómo esta pequeña célula malvada está creciendo como un cáncer para apoderarse de todo el poder del mundo, incluyendo y especialmente a Rusia y China, donde están enterrados la mayor parte de los recursos naturales del mundo, y donde están enterrados los recursos tec-nológicos y económicos. los avances superan con creces la economía codiciosa de Occidente.

¿Y si los peones no se portan bien?. Pérdida de empleo, retiro de licencias médicas, amenazas físicas a familias y seres queridos, y más. Las malas acciones y el tráfico de influen-cias de los globalistas están golpeando un muro en el este, donde se enfrentan a personas educadas y despiertas.

Estamos en guerra. En efecto. El 90% contra el 10%. Sus tácticas son divididas para con-quistar, acompañadas de esta última brillante idea: lanzar un enemigo invisible, un virus, un plandemismo y una campaña de miedo para oprimir y tiranizar al mundo entero, los 193 países miembros de la ONU.

Me vienen a la mente las infames palabras, dichas ya hace más de medio siglo por Henry Kissinger: Quien controla el suministro de alimentos controla a la gente; quien controla la energía puede controlar continentes enteros; quien controla el dinero puede controlar el mundo.

A continuación se citan algunas líneas y pensamientos de un artículo de opinión de RT del 1 de enero de 2021 de Helen Buyniski titulado: Guerra civil, discriminación médica, satélites espías y cyborgs! Cómo 2021 podría hacernos añorar el 2020 . El artículo puede apuntarnos en una dirección de lo que puede suceder en 2021, que ciertamente no anhelamos: La gente de todo el mundo está ansiosa por despedirse de 2020, un año en el que nuestras vidas se vieron trastornadas por las élites locas por el poder que aprovecharon la pandemia de Covid-19 como una oportunidad para convertirse en un estado policial completo. Pero ten cuidado con lo que deseas, la mera creación de un nuevo calendario no hace nada para abordar la creciente represión y tiranía, que parece seguro que llegarán a un punto de ruptura. La humanidad ha sido llevada al límite con reglas arbitrarias, pobreza forzada y aislamiento obligatorio; solo se necesitarán una o dos chispas para que las cosas exploten.

Y continúa: A medida que las vacunas se distribuyan al público en general, la división entre quienes obedecen las reglas y los disidentes solo aumentará. Aquellos que se nieguen a recibir el jab serán tratados como parias, expulsados de algunos espacios públicos y se les dirá que es su culpa que la vida no haya vuelto a la normalidad, tal como lo han sido los llamados anti-enmascaradores.

Y perspectivas más gloriosas: Cualquiera que no esté emocionado con la idea de ingerir un compuesto experimental cuyos fabricantes hayan sido indemnizados de cualquier demanda, será considerado un enemigo del estado, incluso separado de sus hijos o removido de su hogar como un riesgo para la salud. Los vecinos se delatarán alegremente unos a otros por el equivalente a una ración extra de chocolate, lo que significa que incluso las personas más obedientes podrían terminar en campamentos de cuantificación por molestar a la persona equivocada.

Sí, estamos en medio de una guerra. Una guerra que ya ha devastado nuestra sociedad, la dividió en familias y amigos. Si no tenemos cuidado, es posible que no miremos a nuestros hijos y nietos a los ojos, porque sabíamos, deberíamos haber sabido lo que estaba y está suce-diendo, lo que está haciendo, por una pequeña élite del poder oscuro: los globalistas. Nosotros debemos salir de nuestra zona de confort, y enfrentar al enemigo con una mente despierta la conciencia y el corazón lleno de amor, sino también con la resistencia feroz.

Si no damos un paso al frente y defendemos nuestros derechos, esta guerra continúa para preparar a las generaciones futuras, para abstenerse de congregarnos con otras personas.

Ya están adoctrinando a nuestros niños para que se mantengan alejados de sus amigos, colegas de la escuela, compañeros y de jugar en grupos entre ellos, como la nueva Norma-lidad. La cúpula autoproclamada, los maestros malvados globalistas, ya comprometidos y continúan haciéndolo, los sistemas educativos en todo el mundo para inculcar a los niños y adultos jóvenes que usar máscaras es esencial para la supervivencia, y el distanciamiento social es el único camino a seguir. Rompiendo el tejido social. Hacia un gobierno totalitario

Ellos, los globalistas, saben muy bien que una vez que una civilización ha perdido su cohe-sión natural, el tejido social se rompe, el mismo tejido que mantiene unida a una civilización y avanza dinámicamente, han ganado la batalla. Quizás no la guerra, ya que la guerra durará mientras haya resistencia. El avance dinámico, o simplemente la dinámica misma, es su pesa-dilla, porque la dinámica es lo que hace que la vida funcione: la vida, las personas, las socie-dades, naciones y continentes enteros. Sin dinámica, la vida en el planeta se detendría.

Y eso es lo que quieren: un dictador globalista, que controle una pequeña población de sier-vos, o esclavos robotizados, que se mueven solo cuando se les dice, no poseen nada y reciben un ingreso universal controlado por blockchain digital, que, dependiendo de su comporta-miento y obediencia, pueden usarlo para comprar comida, placer y comodidad. Una vez que los esclavos son prescindibles o incorregibles, sus cerebros controlados electrónicamente simplemente se apagan: RIP.

Esta puede llegar a ser la guerra más devastadora que jamás haya librado la humanidad. Que nosotros, el pueblo, veamos a través de esta horrenda farsa que ya se está desarrollando, en el año uno de la Agenda 21/30 de la ONU. Y que nosotros, el pueblo, los bienes comunes, ganemos esta guerra contra una élite sedienta de poder y sus administradores y científicos comprados en todo el mundo; y restauremos una sociedad soberana, desenmascarada y socialmente coherente, en solidaridad.

SU POLITICA EXTERIOR NUNCA CAMBIA

En pocas palabras, mientras la obsesión del mundo es el bicho, otro bicho llamado ISIS, parece que ha desaparecido. Bien, no es asi. Como tampoco la obsesión de Israel por Siria; que paso de atacar ese país, con la excusa de la penetración iraní, de una vez cada tres semanas a tres ataques cada diez días.

La ultima agresión fue acompañada por una penetración profunda de tropas americanas en territorio Sirio, aduciendo acciones de insurgentes. Que nombre tengan ahora, no importa, son los camaleones terroristas de siempre. Quien los paga y organiza es siempre el mismo.

Una virtud de Trump, era haber gobernado sin crear otra guerra. Será dejar las manos libres a Israel su contribución final? Made in Trump? Made in Kuschner? Made in nueva administra-ción Biden?

Putin dijo en una conferencia años atrás, en relación al Rusiagate: No importa quien gobierne en EEUU, su política exterior nunca cambia.

ANDATE A DORMIR VOS – Karina Mariani

Cuando se estrenaba este siglo, los jóvenes actuales nacían o eran bebés. Chiquitos, pulgas inmersas en una crisis monumental que englobaba una economía agotada y un agotamiento mayor de la sociedad contra la clase política. Tan grande era ese agotamiento que la inmensa mayoría pedía `que se vayan todos’. Genuinamente se prefería la anarquía antes de que alguno de los líderes pusiera un dedo sobre algún tipo de decisión, tan imbéciles se los consideraba.

Para esa época Alberto Fernández, que desde los años 80 era funcionario público jerárqui-co, gerenciaba altos cargos ligados a la gestión económica del poderoso dirigente peronista Eduardo Duhalde. Siempre fue parte del elenco decisional y lo era cuando estos jóvenes ape-nas si tenían responsabilidad de ensuciar sus pañales o incluso algunos eran espermatozoides aún.

La crisis con la que Argentina recibió al nuevo siglo fue muy famosa, tristemente, y rompió definitivamente muchas estructuras e instituciones. Rompió vidas de ahorros, rompió empre-sas, rompió familias quebradas por los exilios y las depresiones e incluso la muerte. También rompió algo que nunca volvió a pegarse: la relación entra la política y su sistema de represen-tados.

Para los que vivimos en esta montaña rusa que es Argentina veinte años es un montón. Pero para la historia no es ni un pestañeo y seguimos siendo las hormigas esclavas de un hormigue-ro pateado en 2001. Ahora bien, para los jóvenes argentinos veinte años es toda su vida.

Los veinte últimos años argentinos hicieron que estos jóvenes vivieran toda su existencia, completita, en crisis. Crisis que hizo que el paisaje del cartoneo y la vida marginal sea, para ellos, una cosa normal. Que la pobreza de más de la mitad de su país sea una constante al punto que ni se planteen que la realidad, alguna vez, haya sido otra. No vivieron, no conocieron un país sin piquetes, sin marchas nutridas a base de gente arreada, tracción a plan social o a la violenta presión sindical. Su normalidad son los micros escolares que no transportan escolares sino barrabravas o esclavos planeros instrumentales para mostrar la propiedad de la calle. El poder fáctico mucho más real que cualquier institucionalidad política.

¿Qué responsabilidad les cabe sobre este panorama? Ninguna. Alberto Fernández y su ple-nipotenciaria vicepresidente más el concierto de gobernadores y políticos profesionales, en cambio, tienen mucha. Cuando los jóvenes de hoy no sabían atarse los cordones, un 20% de los votos consagraba a Néstor Kirchner presidente, tal era el grado de degradación y falta de re-presentatividad de la élite política.

No es el propósito de estas líneas entrar en el detalle del contubernio de traiciones, mez-quindades y vilezas que reinaban en la política que entronizó al kirchnerismo y que lo convirtió en lo que es actualmente, pero la casta política (que al final no se fue) es culpable de lo que tenemos hoy, los jóvenes no.

¿Qué hacían los jóvenes en ese entonces? Con suerte estaban en la primaria y merendaban viendo Dragón Ball Z. O, sin suerte, vivían en la pobreza de las villas de miseria que crecían como pasto de la mano del narco. Comían gracias a un comedor de algún puntero o a los pla-nes sociales que recibían sus criadores que, con suerte, podían ser sus padres y que, con suerte, trabajaban. ¿Qué responsabilidad tenían de su buena o mala suerte? Nada, cero.

Sin embargo, para esa época Alberto Fernández había sido premiado con el cargo de Jefe de Gabinete de Néstor y formaba parte de un proyecto político que consolidaba la dependencia social y que arruinaba una oportunidad única de despegue económico licuando la riqueza extraída a los privados en una orgia de gasto y corrupción que hoy se juzga en Comodoro Py.

Cuando estos jóvenes nacieron, como castigo por usar sus pulmoncitos por primera vez en estas tierras, debían ya, miles de dólares. En qué los habían gastado, pues ellos, claramente en nada. ¿Quiénes habían sido los inmorales que les había hecho nacer con semejante hipoteca bajo el brazo? Los que llevaban años en el poder gastando a cuenta.

Ya antes de la pandemia estos jóvenes debían más del doble de la deuda que tenían al nacer, sin comerla ni beberla. Para la inmensa mayoría es mucho más de la riqueza que podrán generar en su vida. Pocas inmoralidades más perversas que consumir lo que no produce, endeudando a las generaciones futuras. Dejar que paguen los niños lo que los vampiros, de antemano, se repartieron para sí al grito de el último cola de perro, suprime de plano cualquier posibilidad de ahorro.

Hablemos de ahorro: cuando los jóvenes actuales eran párvulos mocosos la clase política, literalmente, les robó los ahorros a sus familias. Después les mintió diciendo que los iban a re-cuperar, después les prohibió ahorrar en algo que no fuera el papel higiénico que se imprimía en el Banco Central. También se robó la plata de las jubilaciones futuras y después se robó las jubilaciones directamente reduciéndolas a mendrugos. Ese robo descarado y delincuente se perpetraba mientras ellos, los jóvenes, aún no se sabían las tablas. En cambio, Alberto Fernán-dez estaba cómodamente instalado en el poder.

Los jóvenes crecieron en la naturalización de que sus abuelos son el último orejón del tarro y que es lo mismo aportar o no hacerlo, al final todos cobrarán la misma miseria. ¿Qué respon-sabilidad tiene ellos de que las jubilaciones sean un ultraje? Ninguna. En cambio, el kirchne-rismo que quebró el sistema jubilatorio metiendo tres millones de personas a cobrar de la misma caja a la que no habían aportado un peso; ese kirchnerismo que ahora ajusta las jubilaciones por debajo de todo cálculo racional es el que hace alarde de privilegios feudales permitiendo a la multimillonaria vicepresidente cobrar dos jubilaciones de privilegio exentas del impuesto a las ganancias. Va a cobrar como 130 jubilados juntos más el retroactivo que engordará su hucha. ¿Qué responsabilidad tienen los veinteañeros de semejante nivel de impune avaricia y desigualdad?

Para sobrevivir a la carencia de representatividad de los últimos veinte años, la casta polí-tica mancomunó su supervivencia al poder sindical. Un poder que tomó el control de la edu-cación lanzándola al barranco. La educación de los jóvenes es la peor de toda la historia argentina con índices vergonzosos en todos los niveles y en los ámbitos públicos y privados. ¿Son responsables los jóvenes de la formación incompetente de sus educadores? ¿Hicieron los jóvenes los planes de estudio? ¿Fueron ellos los responsables de huelgas draconianas? Absolutamente no. No fueron ellos ni los cómplices ni los complacientes de la caída de su competitividad educativa y por ende de su futuro laboral.

Cualquier gráfico que analice la capacidad adquisitiva de los argentinos muestra un país que no ha parado de caer incluso más que los países más pobres. En consecuencia, los jóvenes son más pobres que sus antecesores. En la misma escala social, sus padres y abuelos de clase media y media baja e incluso más pobre podían acceder a más bienes antes que ahora. Esto significa que los jóvenes tienen muchísimas menos posibilidades de comprar una casa o alquilar e independizarse. ¿Tienen culpa los jóvenes de no tener acceso a la vivienda? No, nula.

Las capas de ineficaces políticas que destrozaron toda planificación, que imposibilitaron el crédito, que regularon los alquileres y que castigan el ahorro volvieron el techo un asunto suntuario. Desde que ellos nacieron se sucedieron los quebrantos del mercado inmobiliario. Las políticas de vivienda sociales fueron un homenaje al curro en todas las dimensiones imaginables. El techo y el trabajo son un anclaje al país, sin ellos los estamos expulsando. Hablemos de trabajo, entonces.

Uno de los dramas endémicos de los argentinos son los ni-ni. Jóvenes que ni estudian ni trabajan. Pero sin embargo, miles y miles de jóvenes, en un país asolado por el desempleo obtuvieron en plena cuarentena, trabajos hasta hace poco casi desconocidos. Muchos trabajan desde sus teléfonos o computadores, remotamente. Algunos venden su trabajo en el exterior. ¿Que hicieron los genios políticos? Les metieron regulaciones que directamente impiden el teletrabajo, redactando la ley más estúpida de la historia de las leyes estúpidas. No sólo pu-sieron regulaciones imposibles, sino que además, a los que lograran ganar un peso fuera del país les fueron a guadañar sus logros con impuestos abusivos. Y los más pobres, los que reco-rren medio día en bicicleta o a pie llevando pedidos, los que se desloman para hacer delivery, pronto serán víctimas del aparato fiscal sindical que les chupará la sangre.

Repasando: los niños que estrenaron el siglo, los jóvenes de hoy en día no tienen responsa-bilidad por la falta de educación, trabajo, salud, techo, seguridad, ahorro, oportunidad, previ-sibilidad o futuro. Nacieron en crisis y no conocieron otra cosa que la incertidumbre. Parte el corazón pensar que ni siquiera pueden añorar alguna bonanza pasada. No tiene recuerdos de un país luminoso. No vieron los edificios públicos ni las plazas sin rejas. Mucho más de la mitad no vieron a sus padres o a sus abuelos trabajar. Pocas veces se ha visto herencia más enve-nenada.

Pues bien, a esos jóvenes se los encerró en marzo del año pasado, sin plan, sin eficiencia y sin ningún resquicio científico. Se les dieron una serie de excusas que con los meses resul-taron contradictorias. Se les quito la educación, la contención sanitaria y la psicológica. La mayor cantidad de dolencias relacionadas con la salud mental, desde leves hasta trágicas, recayó en ellos. Se les impidió todo a quienes todo tenían por delante. El hambre de piel tan latente a su edad pasó a ser delito como el intercambio, la alegría, la confianza en el otro. Un cautiverio único en un mundo, ya de por si cruel y errático en la más ineficaz lucha contra el virus coronado. O sea que a todas las condenas estructurales que tenían desde que nacieron, se les sumó un encierro sin horizonte.

Vieron como los jerarcas se juntaban en manifestaciones, asados y fiestas sin ningún tapujo mientras a ellos les suspendían la existencia. Si la aglomeración favorecía a la casta se permi-tía, si la fiesta era de ellos se llamaba clandestina. Así que estos jóvenes son ahora los nuevos clandestinos, foco de ira del fracaso del gobierno.

Los niños que criamos en este Estado fallido son perseguidos en plena democracia, juzga-dos por su falta de sumisión, arreados en las playas a punta de escopeta. El gobierno ya había sindicado otros culpables a lo largo de la cuarentena. Pero esta vez se la agarró con las crías. ¿Qué tipo de sociedad es esta que no protege a sus crías?

Luego de una manifestación multitudinaria y descontrolada, fomentada por el poder y paga-da con plata robada a su futuro el 29 de diciembre, el Presidente los estigmatizó así: Los que más se descuidan son los jóvenes’. Y los acusó de jugar con fuego’, agregando: Sé que para muchos ir a bailar es lindo, jugar al fútbol es lindo; todo es lindo, salvo que haya un virus en el medio.

La cara tallada en Carrara hay que tener para tejer semejantes artimañas.

Esta vez les tocó a los jóvenes. La gestión incompetente fagocita a sus enemigos. Curio-samente las voces que claman por la responsabilidad sobre qué planeta dejaremos a nuestros jóvenes no censuran la insostenible herencia labrada por excesos, venganzas y prebendas. Quieren jóvenes débiles, vulnerables y temerosos de todos los peligros, que dependan de un Estado que les dé instrucciones para vivir. ¡El mismo Estado que les hará pagar irresponsable y eternamente su despilfarro!

Las ideas inmorales, cuando se convierten en política tienen consecuencias pútridas. Robar dinero del futuro, usar las vidas del futuro y para colmo acusar a inocentes de fracasos que les son ajenos es de una inmoralidad extrema. Esa inmoralidad que condena a nuestros jóvenes desde que nacieron.

NIEVE EN ESPAÑA

En Madrid hubo una nevada histórica, será tan así?

VIDEO NEVADA EN MADRID

Después de la nevada, pasan otras cosas en Madrid, por ejemplo esta del viernes 15

VIDEO MADRID VIERNES 15

LOS NUEVOS TRABAJOS DEL SIGLO XXI

Les advierto antes, porque si lo decía una año atrás, me mandaban al siquiatra. Inglaterra. Los desocupados pueden trabajar de Cyborg. Son pelotudos con un televisor 20 pulgadas en la cabeza que tienen que recorrer la ciudad para romperle las pelotas a todo el mundo con la bolureglas del peligrosísimo resfriado.

Dejemos de lado, que cualquiera que estuviera muerto de hambre lo haría. Pero imaginan que tendrá en la cabeza una autoridad que firma una disposición de esa naturaleza?

En caída libre.

VIDEO CYBORG

CONCLUSIONES

En estos días las imágenes que se muestran son los descontroles en los sitios de vacacio-nes. Entonces el mensaje es: Por gente como vos, nos podremos volver a la normalidad. Para reírse si no fuera por el llanto que traerá. No fueron los años de desmantelamiento de la salud pública y la cesión de soberanía de los países. No fueron los sucesivos gobiernos liberales y comunistas. Fuimos nosotros, que no nos queremos envenenar.

Son tan boludos que no se dan cuenta que las plataformas que hoy censuran y deciden la verdad, están prohibidas en China. Allá no quieren Facebook ni Youtube ni nada parecido. Allá lo maneja el estado. No los quieren en su territorio. A los que se admiran de los chinos, se die-ron cuenta de cómo se definen?

Les funciona el bocho? Defínanme ese sistema de gobierno, por favor.

Yo insisto con el tema de Estados Unidos porque nuestro país ha sido un satélite de ellos desde hace décadas. Si nos referimos a la decadencia argentina comenzó con el ataque de los subversivos en los ´70, de la mano de la CIA e Inglaterra. Los sobrevivientes que enviaron a miles de compañeros al matadero son los que gobiernan hoy y apoyan la presidencia de Biden. Ese ataque guerrillero generó el golpe de estado de 1976 con todas las secuelas políticas, sociales y económicas que ya conocemos.

Estados Unidos diseñó la economía argentina con Martínez de Hoz y sigue hasta hoy. Bancó la traición de Menem que destruyó el país y lo entregó atado de pies y manos a las corporacio-nes multinacionales.

Estados Unidos socorrió a Inglaterra durante la guerra de Malvinas y apretó a la cúpula militar para que se rindan ante Inglaterra que tenía capacidad de tiro para cinco días mas. No hay que ocultarlo, con la complicidad de El Vaticano.

Ahora bien, una visión de perdiz se pondrá contento porque ahora la desgracia les toca a ellos; ese es el sentimiento de una gran parte del pueblo argentino. Una visión de águila se pondrá a analizar lo que viene detrás de su caída y como aprovecharla.

Y debemos tener en cuenta quien nos gobierna; posiblemente el régimen mas cipayo de la historia. A mi modo de ver están superando a Rivadavia, Mitre y Menem; lo que es mucho decir.

Están íntimamente relacionados con China; ya desde el momento que Cristina les regaló parte del territorio en Neuquén y que Macri nunca cuestionó porque su padre era comisionista de los negocios chinos. Una muestra mas del pacto Pro-K.

Y si analizamos la realidad actual de la desmovilización de la gente contra el gobierno, lo debemos relacionar con la forma que bastardearon las sucesivas marchas que fueron convo-cadas y que los dirigentes de Cambiemos llevaron a su molino. La gente se cansó de ser usada y ahora no sale mas. Quieren otra muestra del pacto mas siniestro establecido alguna vez en la Argentina entre la derecha y la izquierda?. Solo comparable al llevado adelante por los jerar-cas del Proceso con los dirigentes montoneros; materializado por las sucesivas reuniones de ambos bandos en el 601 de Inteligencia, en Punta del este o en el cónclave Massera-Firmenich en Paris. Pacto que tuvo, entre otras cosas, la entrega por parte de Montoneros de Roberto Santucho, la organización de la segunda contraofensiva de 1979/80 con el regreso de los te-rroristas exilados en Europa y México y que caían como moscas apenas entraban al país.

Reitero, este gobierno nos quiere atar al carro chino, hacia donde se mudaron las multina- cionales para cumplir su viejo anhelo de un planeta totalmente comunista.

Y uno observa con la velocidad que se mueven para la implantación del comunismo a través del ataque sistemático a toda actividad privada. Lo que está sucediendo en los centros de turismo ahuyentando a los pocos que se animaron a vacacionar y que va a dejar en la ruina a cientos de pueblos y ciudades que viven del turismo. Y todos pasan a depender del estado; tanto los que pierden su trabajo que será reemplazado por una asignación universal como los pequeños empresarios una vez que desaparezcan o sean absorbidos por las multinacionales.

Soy honesto, conocía el plan y lo vengo anunciando hace años; pero jamás pensé que lo podía implantar un régimen comandado por la persona mas odiada de la Argentina; y a la velo-cidad que lo están haciendo.

Ya no observo ningún tipo de rebeldía en la sociedad y menos aún un lenguaje común de quienes se consideran anti sistema, expresado en solo seis o siete coincidencias para trabajar en aras de salvar a la patria. Mucho cacique, pocos indios; nadie quiere perder protagonismo; menos aún dar un paso al costado para sacar de la vista del enemigo a aquellos que son fáciles de desprestigiar por la prensa del régimen.

Yo ya estoy perdiendo la paciencia, y es mejor que sea así y no que la procesión vaya por dentro; todavía, al día de hoy hay gente que se comunica conmigo para preguntarme por quien hay que votar.

El avance del enemigo es a paso redoblado; les salió mucho mejor de lo que pensaban. En nuestro país me sorprendí; siempre dije que estábamos llenos de boludos, pero nunca pensé que lo exteriorizarían tan fácil. Personalmente creo que no hay nada que hacer porque no hay reacción de ningún tipo y muy pocos, realmente muy pocos somos los que tenemos conciencia de lo que se viene.

Con el tema de la pandemia le vendieron a la gente una falsa comodidad. Sin salir de su casa un porcentaje muy amplio de la población sigue cobrando sus ingresos, vía los que trabajan por internet, los que cobran y no trabajan. En síntesis, han vendido su alma al diablo y no se dieron cuenta; menos se van a dar cuenta cuando les pase a cobrar.

El enemigo es muy inteligente y nosotros somos demasiado estúpidos o traidores. El médico que le administró a una persona moribunda de 92 años dióxido de cloro no se percató que si moría le iban a echar la culpa al dióxido? Podemos ser tan idiotas que se las dejamos picando en al área.

Voy a hacer un paréntesis; tengo dos archivos para el que me los quiera pedir. Uno se refiere al dióxido de cloro y se titula: Enlaces estudios científicos; trata de todos los lugares donde es oficial el uso del mismo. El otro: Recopilación de las muertes y reacciones adversas a la vacuna del Covid en todo el planeta. Solo por correo electrónico [email protected] o [email protected]

El enemigo es voraz, si les reemplaza a la población trabajo genuino, emprendimiento propio por un subsidio universal; y lo hace sin mayores problemas ni protestas; piensan que se va a detener ahí y van a mantener a miles de millones de personas sin trabajar. Si piensan esto ya están totalmente entregados. Va a seguir avanzando quitando cada vez mas cosas hasta termi-nar con la vida de cada uno. Esto es tan obvio que no se que se les cruza por la cabeza a la gente que creen que los van a mantener sin trabajar.

Tanta obviedad asusta; evidentemente han cambiado ya la mente de la población y lo que se busca ahora es direccionarla como robots. Lo que hay que reconocer como un logro funda-mental del régimen es el cambio del concepto de libertad en la población. Hoy se aceptan he-chos que hace treinta o mas años eran imposible de imponer en la gente. El caso que a través de un teléfono celular nos brinde estar comunicados en todo el mundo en tiempo real lo han impuesto como algo mas importante que el control social que ese mismo teléfono ejerce sobre nosotros. A través del mismo usamos redes sociales a sabiendas que están siendo controladas y que nuestras llamadas son grabadas.

Identificarse permanentemente ante cualquier trámite es algo tomado con total naturalidad. El margen de movimiento autónomo se ha reducido sensiblemente; sin embargo la gran mayo-ría no lo toma como pérdida de la libertad.

Creo que esa es la clave por la cual la población acepta ir ingresando lentamente a un mundo totalmente oscuro y totalitario.

Otra figura clave es la decadencia cultural y educativa de la población. Una vez logrado esto se impone un sistema de comunicación en el cual el idioma se usa (y mal) en un porcentaje ínfimo; por lo que fue muy fácil imponer un sistema de comunicación basado en pocas pala-bras, muchas abreviaturas, símbolos e imágenes.

Este plan es una obra maestra de décadas de planificación; con una constancia de cumplir paso a paso lo estudiado. Como dije en el programa anterior, han mutado la especie.

Quienes ya llevamos unos cuantos años sobre el lomo no dejamos de sorprendernos. Siem-pre hubo ocultaciones y mentiras; pero cuando nos decían algo novedoso que nos llamaba la atención buscábamos otra versión o preguntábamos. No descalificamos como ahora sin tener el menor conocimiento del tema.

Si nos referimos a nuestro país, yo veo una pequeña luz al final del túnel. Hace pocos días en una mesa de café y ante la posibilidad de una guerra civil en USA y la secesión de varios estados, hice esta pregunta: Si se produjese algún hecho grave en Argentina y la toma del poder por una grupo anti sistema; quien es el gendarme del mundo?

No se si lo entienden, se lo grafico; está por pasar el último tren.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *