Golpe de estado mundial

PANDEMIA COVID-19: DIBÚJENME UN IDIOTA – Philippe Huysmans

Cuando el misterio es demasiado impresionante, no nos atrevemos a desobedecer. Por absurdo que me pareciese a mil millas de todos los lugares habitados y en peligro de muerte, saqué de mi bolsillo una hoja de papel y una pluma. Pero entonces recordé que había estudiado sobre todo geografía, historia, matemática y gramática y le dije al hombrecito (con un poco de mal humor) que no sabía dibujar. (Antoine de Saint-Exupéry, El Principito, Cáp. 2).

¿No viene este pasaje como anillo al dedo tratándose de describir el estado de estupor en el que nuestros amos nos han colocado desde la eclosión de la pandemia del coronavirus? Pues sí, de ahora en adelante, en ausencia de democracia y dada la condición que esa gente entien-de que tiene que asignarnos, encuentro el término amo mucho más apropiado que el de diri-gente. Y el uso de palabras apropiadas permite el reencuentro con nuestra soberanía, alejado de la impotencia que sentimos ante la verborrea del lenguaje político.

En primer lugar, los que me conocen saben que tengo un don para hacer preguntas que a nadie se le ocurriría hacerse en primer lugar, porque creo más en la observación y en la razón que en la propaganda, a la que al menos soy resistente. Así que voy a pedirles que vuelvan a cuestionarse una propuesta que probablemente consideran como verdadera, en todo caso la mayoría de ustedes … Nuestros dirigentes son incompetentes.

Que podríamos traducir por nuestros amos son idiotas. ¿Pero de dónde sale esta extraña idea? ¿No estaríamos hablando de una seudo fabricación de algún tipo de trivialidad, una propaganda repetida ad infinitum por todos los medios dóciles para inculcarnos la idea de que el único motivo que podría empujar a nuestros amos a cepillar nuestras libertades, a empobre-cernos cada vez más, a mentir en cada ocasión que se les presenta, obedecería a una supues-ta incompetencia? Porque desde un punto de vista estrictamente lógico, existen otras explicaciones igual de válidas, y como veremos, mucho más creíbles.

¿Por qué nuestros amos habrían de ser más estúpidos que la inmensa mayoría de idiotas borreguiles haciendo las veces de rebaño? Sí, lo sé, suena un poco abrupto, entonces por si esto les ayuda (un poco como una muleta, después de todo), aquí va la contraparte redactada en jerga garantizada 100% orgánica y con la etiqueta políticamente correcto.

Nuestros dirigentes, gracias a sus estudios universitarios y a sus experiencias, son induda-blemente los más aptos para presidir el destino de las naciones. Visto así, es mucho más dige-rible, ¿cierto? Y nos ahorra tener que cuestionarnos su validez, incluso si esto entra en contra-dicción directa con la idea de una incompetencia sistemática de nuestros amos, una hipótesis que implica de entrada la inmunidad penal, ya que en el peor de los casos, nos limitaríamos a hablar de errores o faltas, pero nunca de traición o de actos criminales. Responsables pero no culpables, ustedes ya conocen el refrán.

Esto constituye la primera razón por la que tu subconsciente apoyara la idea de que los diri-gentes son unos simples incompetentes, ya que el caso contrario implicaría que el idiota, es usted, una idea que poco tiene de agradable. Por el contrario, la idea de que somos capaces de darnos cuenta perfectamente de los errores sistemáticos de nuestros amos refuerza nuestro sentimiento de ser más competentes que ellos, luego de aceptar el principio de su incompe-tencia. ¡Cuán dulce es sentirse superior! Es muchísimo más gratificante que tener que darnos cuenta que quienes pagan el pato somos nosotros.

Quizás esto les parezca extraño, pero existe al menos un estudio realizado por la American Psychological Association sobre 1500 temas que demuestran que aquellas personas que son percibidas como deshonestas son más susceptibles de ser vistas como incompetentes por sus colegas/relaciones. También se afirma que este sesgo deriva de la idea de que una persona deshonesta sería una persona poco sociable. Por el contrario, una persona deshonesta y parti-cularmente sociable sería percibida como maquiavélica. ¿Entienden por qué sus amos suelen añadir el ultraje al insulto mientras fingen no enterarse de nada, igual que el sinvergüenza que nunca pierde una ocasión de insultar a los franceses, especialmente cuando se encuentra en el extranjero? De hecho, esto refuerza la probabilidad de ser percibido como alguien incompe-tente en vez de malicioso.

La tercera razón, y probablemente la más importante por la que la mayoría de la gente con-sidera a nuestros amos unos incompetentes es el temor de no estar tratando con idiotas, sino con personas malvadas plenamente conscientes de sus actos y que persiguen objetivos que nada tienen que ver con el bien público, por no decir que van en contra de los mismos ciuda-danos. Una cosa es ir abriendo gradualmente los ojos al salir de la cueva, y otra muy distinta es darse cuenta plena del horror distópico en el que nos encontramos. Como esta idea dispara una ansiedad extrema, muchos preferirán volver a la cueva, e intentarán persuadirse de que nuestros amos no pueden ser tan malvados, por lo que sólo pueden ser unos incompetentes.

No puedes ganar a menos que sepas que estás en guerra. El que una victoria se obtenga antes de haberse cristalizado la situación es algo que la gente no suele captar. (Sun Tzu y el arte de la guerra)

Pues sí, arriesgándome a escandalizarles, me atrevo a señalarles que se encuentran en gue-rra, o más exactamente que sus amos están en guerra contra ustedes (el pueblo), y pretendo convencerles de ello más allá de cualquier duda. Sólo cuando hayan integrado esta realidad tan difícil de contemplar, podrán percibir los medios que sus amos pretenden utilizar para esclavizarles. Y sólo cuando sean capaces de nombrar a su enemigo y conocer sus planes podrán luchar contra él.

La situación no es desesperada y nunca lo será porque somos la gran mayoría y el enemigo sólo puede ganar mediante la duplicidad y el engaño. Nunca hemos visto dictaduras basadas únicamente en el miedo, sino sólo dictaduras que se basaban en la colaboración de un cierto número de individuos, ya sea de débil entendimiento o sociópatas que aceptaban consciente-mente servir de instrumento a las autoridades a cambio de unas cuantas migajas o diminutas ventajas.

Estarán de acuerdo en que la historia reciente, y en particular la pandemia del coronavirus, ha sido una tribulación sorprendente a escala occidental. Ha dado lugar a todo tipo de disfun-ciones y errores… ¿pero fueron errores de verdad? Tomemos el caso de las mascarillas por ejemplo. Saben que el gobierno francés destruyó su reserva estratégica de mascarillas, pero ¿saben que está ocurriendo exactamente lo mismo en Bélgica? Sabemos ahora que el gobierno francés, contrariamente a sus afirmaciones, sólo había pedido cien millones de mascarillas, pero ¿sabían ustedes que exactamente lo mismo ocurrió en Bélgica, y que todas las contra-dicciones, prohibiciones y carencias fueron la nota dominante en todos los países afectados? ¿Distinguen ahora el hilo conductor?

Del mismo modo, Francia, Bélgica, ciertos estados democrátas de los Estados Unidos, Inglaterra y Quebec han cometido el mismo error de acoger a pacientes en residencias de ancianos, lo cual por el contrario impidió de forma sistemática que estos pacientes sean trasladados a lugares de aislamiento, o incluso a unidades de cuidados intensivos hospitalarios que disponen del equipamiento necesario. Francia ha llegado incluso a emitir un decreto autorizando a los médicos inyectar Rivotril en pacientes con problemas respiratorios, lo que equivale a matarlos como si de perros se tratara. Justo ahí, ¿siguen sin ver el hilo conductor? Si hubiéramos querido maximizar la mortalidad y liquidar de paso a todos esos pequeños viejecitos que cuestan una fortuna de locos, como diría el Poudré, no lo habríamos hecho de otra manera. Estos son los hechos.

Del mismo modo, en todos estos países se habla de una segunda ola perfectamente hipoté-tica, sin base científica alguna, se habla de imponer una vacuna cuando lo más probable es que la enfermedad habrá desaparecido a finales del verano, y se habla de imponer el uso de mascarillas cuando la epidemia haya acabado.

¿Cómo atribuir todo esto a errores? Estamos hablando de diferentes gobiernos de países que a veces están a miles de kilómetros de distancia, y asesorados por diferentes equipos.

En cuanto al confinamiento, se comprobó rápidamente que la contención no había frenado en absoluto la progresión del virus, sino que había aumentado considerablemente la morta-lidad, aunque sólo fuera por el estrés inducido y el número de patologías que requerían trata-miento y que se habían aplazado durante más de tres meses. Lo sabíamos, sólo bastaba con mirar las cifras de los países que no se sometieron al confinamiento, como Holanda, el vecino directo de Bélgica. Y sin embargo, todos los países adeptos al confinamiento total persevera-ron en el error, ¿pero estamos realmente hablando de un error?

El precio del confinamiento viene con la destrucción del tejido económico real: los autóno-mos, los pequeños negocios, los restaurantes, los cafés, el sector turístico. Pero sabiendo lo que precede, ¿fue un error, o por el contrario fue la intención, justificar el tsunami económico que se avecinaba y que no tiene absolutamente nada que ver con el virus, pero que es el resultado del colapso de los mercados del 9 y 12 de marzo, al que le seguiría el colapso del sistema económico y monetario?

Cuando sucedió la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008, y que marcó el inicio de la crisis bancaria y monetaria en 2009, el banco tenía un apalancamiento de alrededor de 37. Como el apalancamiento era inversamente proporcional al ratio de solvencia, esto indica que el banco ya no era solvente, no disponía de más liquidez, y no había forma de recurrir a una petición de margen mediante la venta de inmuebles, de la suegra o del televisor de pantalla plana del salón.

Las últimas noticias indican que los bancos más podridos de Europa superan ampliamente este apalancamiento, ya se encuentran en estado de quiebra fraudulenta (debido al oculta-miento de balances) pero se mantienen a flote artificialmente por la inyección masiva de dinero falso en los mercados. A esto hay que añadir el Monte Paschi di Sienna, un banco sistémico italiano, pero que está tan muerto que nadie se ha molestado en actuar como si siguiera activo.

En medio de las tumultuosas inundaciones de propaganda que provocan ansiedad alrededor de una epidemia que ya no existe, probablemente no habrán leído una declaración de lo más esclarecedora del Director Gerente del FMI: El Gran Reinicio será el tema de una única cumbre que se celebrará en enero de 2021, convocada por el Foro Económico Mundial.

El Gran Reinicio es un compromiso para construir conjuntamente y con urgencia los ci-mientos de nuestro sistema económico y social para un futuro más justo, sostenible y resistente. Este requiere de un nuevo contrato social centrado en la dignidad humana y la justicia social, en el que el desarrollo económico no interfiera con el progreso de la sociedad.

La crisis sanitaria mundial ha puesto de manifiesto antiguas rupturas en nuestras economías y sociedades y ha creado una crisis social que requiere urgentemente la creación de puestos de trabajo decentes y significativos. Y si les hablan de un gran reinicio, de una revisión del sistema monetario y económico, es porque para entonces el que conocemos habrá caído. Están haciendo todo lo posible para que ocurra.

¿Y ahora, empiezan a discernir al lobo? ¿Por qué creen que los mundialistas, al amparo de los llamados conflictos interraciales, intentan sembrar la guerra civil en los Estados Unidos, así como en Francia y Bélgica, por nombrar unos pocos? ¿Entienden que cuando se trata de des-truir, saquear, incendiar y desacreditar estatuas (borrar nuestro pasado) las autoridades son más que tolerantes e impiden que las fuerzas del orden hagan su trabajo? Intenten hacer una demostración pacífica con 10.000 chalecos amarillos en medio de París o Bruselas, ¡consta-tarán lo diferente que llega a ser el trato!

Lo que la mayoría de los observadores aún no han integrado plenamente es la razón que se oculta detrás de todo esto. ¿Por qué imponer el caos y la anarquía? Bueno, simplemente para sustituirlo por una dictadura global. No más gobiernos títeres, no más Estados soberanos, no más fronteras, estarán en contacto directo con sus verdaderos amos, será el reinado indi-visible de las multinacionales sobre los pueblos, esclavizados como nunca antes, aplastados por un sistema donde se juntarán lo peor del comunismo y lo peor del neoliberalismo.

¿No les resulta mordaz ver cómo se les caen las máscaras a nuestros amos precisamente cuando pretenden que las llevemos sin ninguna justificación científica, como mera señal de nuestra sumisión? Es el mismo tipo de humor cabalístico que se encuentra en el acrónimo RIP, que significa Referéndum de Iniciativa Popular.

¿Cuándo se darán cuenta de que lo que ven como fracasos (política social, desarrollo eco-nómico, sanidad, pensiones) son un problema exclusivamente para el conjunto de la población, pero que son una fuente de beneficios para nuestros amos y sus entusiastas servidores? Lejos de ser un fracaso, para ellos es un éxito casi total hoy en día, preparándose para el adveni-miento del capitalismo globalizado en su forma más dura, basado en una dictadura al estilo comunista, por no decir orwelliano.

VIDEO CHINDA BRANDOLINO

Y SI DE IDIOTAS HABLAMOS

Nos toman por idiotas por doble partida, le dan el IFE a los presos; es increíble pensar que asesinos y violadores cobran en nuestro país. Por otro lado, los jueces hacen una cosa y nuestros dirigentes se enteran por tv.

VIDEO PRESOS COBRANDO

PARA LOS QUE DEFIENDEN LA DEMOCRACIA

VIDEO VACUNA OBLIGATORIA

Yo pregunto si los familiares de los que están forzando a la gente a las duchas, están a salvo. Que garantías les han dado a los verdugos? Los médicos saben, los policías saben, los que ejercen el poder saben. Tendremos un Nurenberg para estos o dirán obedecí órdenes?. La obsesión son los menores. Si los que sobreviven, quedan minusválidos cerebralmente, que futuro tendrán? Después si, gobernaran la resaca cipaya.

Están esperando la suerte sanitaria de la Argentina. Lo que le hagan a Argentina, se disper-sara por toda Latinoamérica. Pero se sabe que cambiaron la salud de la población por deuda.

Es macabro. Dicen quizás si mueren muchos argentinos, se detengan y no nos vacunen. Ilusos. Si mueren muchos argentinos, no nos lo harán saber.

Oid mortales, el grito sagrado. Nadie grita. Olvidan que son mortales y vienen a matarlos. Aun así, no se mueven. Victimas conscientes de las ideologías y dogmas de un pasado que les fue contado mal y experimentado con la condición de olvidar.

VIDEO VACUNAS GATES

MODUS OPERANDI

Aquí hay un pequeño resumen de la historia reciente de Burundi:

El presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, desestimó a covid19 como una tontería.

El presidente de Burundi fue vilipendiado en la prensa occidental.

El presidente de Burundi expulsó a la Organización Mundial de la Salud de su país.

El presidente de Burundi murió repentinamente de un ataque al corazón.

El NUEVO presidente de Burundi revocó de inmediato las políticas de Covid19 de su predecesor.

Y ahora para la versión larga, 6 de mayo de 2020

El blog del CFR publica un artículo titulado COVID-19; coincide con tendencias peligrosas en la democracia de Burundi. En ese momento, Burundi figuraba con 7 casos activos» de COVID-19. La renuencia del presidente Pierre Nukurunziza a imponer políticas destinadas a detener la propagación del virus está convergiendo con su entusiasmo por el autoritarismo democrático, poniendo en riesgo no solo a Burundi, sino también a los vecinos de Burundi.

La trayectoria de Burundi ha sido evidente por algún tiempo. Pero la pandemia ahora aumen-ta las apuestas para los estados vecinos cuyos intentos de controlar el virus están amenazados por la insistencia de Burundi de avanzar en el teatro electoral independientemente de los riesgos de salud pública involucrados.

Así como los intentos de la EAC de avanzar en el diálogo en Burundi no hicieron nada para evitar el cierre del espacio político, hoy la organización parece impotente en el mejor de los casos, ya que Burundi y la vecina Tanzania se niegan a tomar en serio COVID-19.

14 de mayo de 2020

Reuters informa que el gobierno de Burundi expulsa a la OMS: Burundi está expulsando al jefe nacional de la OMS y a tres miembros de su equipo mientras se prepara para una elección presidencial que se celebrará la próxima semana a pesar de la preocupación por los riesgos para la salud durante la pandemia de coronavirus.

El gobierno confirmó el jueves que se envió una carta del Ministerio de Relaciones Exteriores del 12 de mayo al jefe de país de la OMS, Walter Kazadi Mulombo, y a otros tres expertos en salud del organismo de la ONU, ordenándolos para el viernes. Bernard Ntahiraja, el ministro asistente de asuntos exteriores, dijo que los funcionarios habían sido declarados «persona non grata» pero no dieron razones.

Burundi ha reportado hasta el momento relativamente pocos casos de la enfermedad COVID-19: 27 infecciones y una muerte. Pero las pruebas siguen siendo muy bajas: la nación de 11.000.000 de personas ha realizado solo 527 pruebas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de África.

Grandes multitudes se han reunido durante la campaña electoral en Burundi, que no tiene medidas de cierre en absoluto, a diferencia de muchas otras naciones africanas.

Algunos burundeses dicen en privado que creen que las infecciones por COVID-19 son más altas que las declaradas oficialmente, pero temen decirlo públicamente porque podrían ser blanco y castigado. Léonce Ngendakumana, un candidato presidencial para el partido opositor FRODEBU, calificó la expulsión como lamentable. El país por sí solo no podrá contener la pandemia, dijo a Reuters.

10 de junio de 2020

The Guardian informa sobre la muerte del presidente burundés Pierre Nkurunziza de presunto Covid19. El presidente saliente de Burundi murió de una enfermedad repentina, que muchos sospechan que es Covid-19.

La causa de la muerte de Pierre Nkurunziza se describió como un ataque al corazón en una declaración del gobierno. El hombre de 55 años debía retirarse en agosto después de las elec-ciones del mes pasado. No estaba claro exactamente cuándo murió. Un comunicado del go-bierno dijo que el presidente, entusiasta de los deportes, asistió a un partido de voleibol el sá-bado, pero se enfermó esa noche y fue llevado al hospital.

La salud del ex futbolista mejoró el domingo pero sorprendentemente, en la mañana del lunes 8 de junio de 2020, su salud se deterioró repentinamente y sufrió un ataque al corazón. La declaración describió la muerte de Nkurunziza como inesperada y pidió a la gente que mantuviera la calma.

15 de junio de 2020

El Financial Times publica un artículo titulado El coronavirus acecha a la élite política de Burundi después de la muerte del presidente.

1 de julio de 2020

The Daily Monitor publica un artículo de la AFP titulado Burundi cambia de táctica cuando el presidente declara a COVID-19 ‘el mayor enemigo: El nuevo presidente de Burundi, Evariste Ndayishimiye, declaró al coronavirus como el mayor enemigo del país, en un importante cam-bio de rumbo para una nación que ha ignorado en gran medida los peligros del virus.

El ex presidente Pierre Nkurunziza, quien murió repentinamente el mes pasado, e incluso el propio Ndayishimiye, hasta ahora habían minimizado la gravedad de la pandemia, diciendo que Dios había salvado a Burundi de sus estragos. Burundi realizó una campaña completa antes de las elecciones de mayo y, a diferencia de sus vecinos que han impuesto bloqueos y toques de queda, ha tomado pocas medidas para combatir la propagación del virus.

Oficialmente, el país ha reportado solo 170 casos y una muerte en dos meses. Ndayishimiye habló el martes por la noche después de la toma de posesión de su nuevo gobierno en el parlamento. Nos comprometemos firmemente a luchar contra esta pandemia. Pidió el estricto respeto a las medidas preventivas que el Ministerio de Salud mostrará a partir de ahora en todo el país. Si en el futuro alguien no va y se hace la prueba en tal caso, significa que quiere conta´-minar a otros voluntariamente y será considerado un hechicero y será tratado tan severamen-te como uno lo sería.

14 de julio de 2020

A partir de hoy, Worldometers.info enumera 1 muerte individual y 269 Casos totales de Covid19 para Burundi. Parece que Covid19 es una enfermedad de rara complejidad. No solo es capaz de comprender la importancia de algunas protestas sociales y evitarlas por completo, también es capaz de detectar cuándo el líder mundial es inconveniente y eliminarlo.

MODUS OPERANDI 2

Testimonio del Dr. Sebastiano Cudoni, jefe de ortopedia: Todo lo que estamos experimen-tando en este momento no se ve afectado por la emergencia de Covid, sino por errores, incertidumbres, probablemente de las decisiones no tomadas o mal tomadas que afectan a todas las administraciones regionales que han seguido. ¿Por qué hemos llegado a esto en estos días? Tenemos la obligación de decírtelo. En este momento la actividad operativa de Olbia está prácticamente suspendida, solo los que están muriendo pueden ser operados y es bueno que lo sepa.

Sepa que en este momento, en Gallura, no se puede operar una fractura. Una fractura de cualquier tipo. Una fractura de fémur, que se operará dentro de las 48 horas, tengo que trans-ferirla a Ozieri, donde no la quieren porque tienen pocos anestesiólogos. No puedo transferirlo a Nuoro porque Nuoro dice que son pocos y tienen una sala completa porque también están tomando pacientes de Lanusei. No puedo transferirlo a Alghero porque Alghero está práctica-mente cerrado. No puedo transferirlo a Sassari porque están sobrecargados de trabajo. ¿A dónde debo transferirlo? En Oristano? Quizás si tienen un lugar. San Gavino? Lanusei? No se menciona. En Cagliari! En este momento tengo seis fracturas, vengo este fin de semana, que no puedo mover a ningún lado porque nadie las quiere porque todos tienen algo de qué quejarse.

Otro problema es el manejo de urgencias indiferentes. Cudoni da un ejemplo simple: hay un paciente politraumatizado que requiere una operación de 3/4 horas. Solo hay dos aneste-siólogos: uno está en la sala de operaciones para politraumatismos, el otro está en reanima-ción, que debe seguir a los seis pacientes intubados. Llega un desprendimiento de placenta, un apuñalamiento, todo lo que puede venir en cualquier momento, ¿la segunda urgencia que se duerme? ¿Él murió? ¿Quién es la responsabilidad? ¿Qué estoy haciendo? ¿Del colega ginecó-logo que no puede operar? ¿Del anestesiólogo que está solo? Del ingeniero Tauro, ¿quién es el gerente de área? ¿Del director de la unidad hospitalaria? Di Locci, que está a 300 km? Di Steri, comisionado extraordinario Ats? ¿De la junta actual? ¿De la junta anterior? No sé de quién es la culpa, pero el paciente muere. A estos muertos no los cuentan.

GOLPE DE ESTADO MUNDIAL

VIDEO GOLPE DE ESTADO MUNDIAL

EL TRAUMA DEL CONFINAMIENTO

Aunque las medidas de confinamiento han terminado, muchas personas todavía se sienten ansiosas por abandonar sus hogares y están preocupadas por el riesgo de contagio.

He viajado por África, he visto gente morir en la calle, he estado en Colombia con el virus del Zika y en el Congo con el Ébola, pero nunca sentí pánico al salir como lo hago ahora, dice David Martín , un investigador de 48 años. Todavía no ha salido a pesar de que España levantó el estado de alarma el 21 de junio. Tengo pesadillas recurrentes sobre enfermedades. No salgo a menos que esté sacando la basura, agrega. Los psicólogos se refieren a esto como el miedo a abandonar un lugar después de un largo período de reclusión, y puede afectar a mujeres y hombres de todas las edades.

No es una patología o una enfermedad, pero podría conducir a una, dice la psicóloga Laura Croas, experta en ingeniería emocional; es la consecuencia de una situación excepcional que en este caso ha sido el encierro. Para las personas que encontraron un lugar de comodidad y seguridad en sus hogares durante el encierro del coronavirus, salir a la calle y realizar actividades cotidianas como visitar amigos, tomar el transporte público o caminar en lugares concurridos puede ser una misión imposible. Genera miedo en aquellos que están haciendo algo por primera vez, explica Croas.

A veces este miedo puede ir más allá. Según un estudio reciente de la compañía española de seguros médicos Sanitas, el 8% de los españoles cree que necesitará ayuda psicológica para recuperarse de las cicatrices causadas por el bloqueo del coronavirus, que se introdujo a mediados de marzo. El estudio, que entrevistó a un millar de personas, mostró que el estado de alarma tuvo un impacto emocional mayor en las mujeres, las personas menores de 35 años y aquellos que han necesitado ayuda psicológica en el pasado.

Manos sudorosas, ansiedad y mareos. Esto es lo que siente Cristina cada vez que intenta salir. Ella todavía no lo ha logrado. El encierro me cambió, solo pensar en salir a la calle me asusta, explica. Según Cristina, los sentimientos de pánico incluso han provocado pesadillas, y la mujer de 40 años ha estado viendo a un psicólogo de forma remota durante tres semanas para tratar de encontrar una solución.

Croas advierte que los jóvenes y los adolescentes han reemplazado las reuniones sociales cara a cara con videojuegos y video llamadas como resultado de este miedo. Ángeles todavía no ha visto a sus amigos ni a su familia. Hasta que haya una vacuna, no creo que vaya a salir. Quizás más adelante comenzaré a salir en espacios abiertos, pero no me veo cenando en un restaurante o yendo a una tienda, dice ella. La joven de 27 años no ha buscado ayuda psicológica, pero la está considerando. Tuve que salir tres veces para ir al médico y las tres veces me puse muy nerviosa. Tenía muchas ganas de volver a casa, explica. Cuando nos dieron permiso para salir a caminar, traté de irme, pero al ver tanta gente me sentí abrumada. También fue muy difícil para mí respirar con la mascarilla puesta.

El miedo afecta a personas de todas las edades. Pilar Orgaz, una jubilada de 67 años, no quiere abandonar su departamento. En tres meses, solo se fue una vez para ir a la peluquería. Echo de menos salir y ver a mis amigos, pero tengo más preocupaciones que un deseo de salir, Ni siquiera sale a caminar, sino que usa una cinta de correr en casa. Su esposo ha tratado de convencerla de que pase algunos días en su apartamento junto a la playa, pero ella se ha negado. ¿Qué pasa si cierran el país nuevamente? Demasiadas personas se juntan demasiado, ya no tienen cuidado. Definitivamente habrá brotes del coronavirus).

Hay otras personas que se han vuelto a conectar con sus hogares. Un profesional indepen-diente de 36 años, que trabaja en el sector audiovisual no ha abandonado su apartamento en Madrid una vez desde el 11 de marzo. He redescubierto mi hogar. Antes tenía dos trabajos y no lo disfrutaba. No tuve tiempo de parar y leer un libro o jugar un videojuego. También he descubierto la alegría de cocinar y comer con calma. Su compañero pasea a su perro y ellos compran sus comestibles en línea. He tomado la decisión de no abandonar por respeto a mis amigos que son trabajadores de la salud. No tengo miedo, sino que soy responsable. Muchas personas son irresponsables y habrá brotes de coronavirus. No tendré problemas para salir cuando las cosas empiecen a calmarse.

María Zaragoza, una escritora de 37 años, dice que solo he salido a sacar la basura e ir al supermercado. Por ahora ha decidido quedarse en su casa; extraño ver a mi familia, antes viajaba una vez al mes para verlos. Pero no tengo ganas de subirme a un tren con una máscara facial y sin que haya distancia con otros pasajeros.

David Martin ha tenido el mismo problema, compré dos boletos para visitar a mis padres en Granada, pero al final tuve que cancelarlos porque no creía que fuera capaz de ir. Tenía miedo de infectarlos. Dejé de ver las noticias para ver si mi mentalidad cambiaba, pero sin ningún efecto. El otro día ví que había otros 200 casos y eso me hizo sentir peor otra vez.

Tremendo batacazo del sistema, han comprobado que tienen sometido el corral con un cuatro de copas. Todos estos casos y los millones como ellos pueden vivir encerrados; pero ha mucha mas gente que si no sale no come, Ese es otro gran triunfo, trazar una línea que fracture directamente la sociedad. Y la otra victoria es el abandono familiar.

MUERTE POR ERRORES HUMANOS – Technology & Health

Durante la primera ola del coronavirus a fines de febrero, marzo y abril, el personal médico de los hospitales de Israel se enfrentó a una nueva enfermedad de la que conocían poco, con una afluencia repentina de pacientes, incluidos algunos en estado grave, lo que obligó a los médicos y enfermeras para dividir su tiempo entre otros pacientes y aquellos que sufren del coronavirus. La tasa de mortalidad relativamente alta al principio de la pandemia, que luego disminuyó a medida que se conocía más sobre el coronavirus, provocó investigaciones sobre cómo los hospitales manejaron la crisis.

Los resultados de uno de esos estudios, realizado por el Dr. Aryeh Sorokski, destacan las dificultades que enfrenta el Centro Médico Wolfson en Holon, en el centro de Israel. Con respecto al manejo del hospital de la primera ola del coronavirus, el Dr. Sorokski encontró una serie de errores graves cometidos por el personal del hospital, lo que condujo a la muerte de pacientes con coronavirus. Un total de 120 pacientes con coronavirus fueron hospitalizados en Wolfson, de los cuales 21 murieron durante su hospitalización.

Sufrimos una grave falta de médicos experimentados y veteranos en la sala de cuidados intensivos, y nos vimos obligados a dividir nuestro tiempo entre nuestras tareas habituales de tratamiento de pacientes hospitalarios y pacientes con coronavirus. Esa falta de personal experimentado condujo a fallas en el tratamiento continuo de los pacientes y el monitoreo de los pacientes. En mis 25 años de trabajo en cuidados intensivos, nunca he visto este tipo de errores, y el hecho de que este tipo de errores ocurriera apunta al nivel más bajo de habilidad y la falta de profesionalismo.

En su informe, el Dr. Sorokski concluye que algunas de las 21 muertes entre los pacientes con coronavirus en el hospital no se debieron al virus en sí, sino a errores cometidos por las enfermeras del hospital.

Y la que se viene. La vacuna Moderna COVID-19 indujo reacciones adversas en más de la mitad de los participantes del ensayo. Una quinta parte de los participantes en un grupo de prueba informó uno o más eventos adversos graves,

CANTIDAD DE MUERTES POTENCIADAS – Noticias Portal Novo Norte-Salvador.Bahía)

El médico de enfermedades infecciosas Roberto Badaró declaró que el 40% de los pacientes tratados por él en el Hospital Español no tienen Covid-19, aunque esta es la causa de la muerte atribuida a todos los que mueren en el acto.

En mi hospital, el Hospital Español, el 40% de los pacientes que recibo allí no tienen Covid-19. ¡No hay Covid-19! Y él muere, pero allí en el certificado de defunción hay, Covid-19, porque hay tres campos en el certificado de defunción y él entra con la sospecha de Covid, así que él está allí en el certificado de defunción.

CONCLUSIONES

Realmente no lo ves? o no querés verlo? Vinieron exigiendo la muerte de los niños por nacer y permitiste que te convencieran que se trataba de derechos, de libertad, de justicia.

Vinieron exigiendo la hormonización de criaturas que aún no terminaban de crecer y nueva-mente permitiste que te convencieran que se trataba de derechos, de libertad, de justicia.

Vinieron a enfrentar hombres contra mujeres, mujeres contra hombres, hijos contra padres, padres contra hijos, y una vez más permitiste que te convencieran que se trataba de derechos, de libertad, de justicia.

Vinieron por nuestros adultos mayores y de nuevo permitiste que te convencieran que había que dejarlos solos y aislados para cuidarlos; y lo llamaron prevención, salud.

Realmente no te das cuenta o no querés darte cuenta?

Avisamos que se trataba de ingeniera social, de control de masas, de reducción poblacional forzada, de destrucción de la Nación, de las familias, de las instituciones sociales y te reíste.

Hablar de genocidio te pareció demasiado!! Lo llamaste deconstrucción.

¿Vas a seguir hablando de nuevos derechos cuando te toquen el timbre, te arranquen de tu casa llamándote asintomático, obligándote a hacer una prueba con un hisopo traído de EE.UU o China, pruebas dudosas, protocolos falaces, te internen aislado, y finalmente te seden y te incrusten un respirador mecánico porque así lo indica la OMS?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *